Representante Báez Rivera Depone Ante Salud Sobre Uso Medicinal de la Marihuana

camaraEL CAPITOLIO  – El representante José Báez, proponente de la legislación que le dio paso al debate del uso medicinal de la marihuana en la Cámara de Representantes, presentó el jueves, sus comentarios al reglamento propuesto por la secretaria de Salud para implementarlo en Puerto Rico.

Báez propuso que se autorice a los menores de dieciocho años el uso medicinal de la marihuana de recomendarlo un médico autorizado. Igualmente se opuso a que se privara el uso medicinal a los convictos de delitos.

“El uso medicinal de la marihuana responde a la sensibilidad que todos tenemos que guardar por los pacientes mayores o menores de edad de condiciones médicas debilitantes diagnosticadas por médicos licenciados. En cuanto a los convictos de delitos, no estoy a favor de que se les prive de este tratamiento terapéutico como pena adicional a las ya dispuestas, sería penalizarlos doblemente por sus faltas ante la sociedad”, expresó Báez Rivera en un comunicado de prensa.

También hubo oposición de parte del representante a que los médicos despacharan, dispensaran o distribuyeran la marihuana desde sus oficinas profesionales por razones de seguridad y de fiscalización.

El Reglamento permite a los médicos autorizados, a mantener en su oficina productos medicinales que contengan marihuana con la intención de despacharlos a sus pacientes. Los costosos requisitos impuestos a los dispensarios parecen no aplicarle a las oficinas profesionales de los médicos. Requisitos operacionales de seguridad y fiscalización como tener áreas separadas de carga, administración, almacenaje, venta y la contratación de guardias de seguridad durante las veinticuatro horas del día. Además de otras reglas que facilitan la implementación de esta industria a los médicos, como la autorización verbal para el uso medicinal, mientras los pacientes que recurren a los dispensarios tienen que cumplir con estrictos requisitos escritos.

El representante sanjuanero resaltó la importancia de que la implementación de la marihuana medicinal sea exitosa para todos los puertorriqueños.

“Para esto no podemos ser laxos permitiendo que los médicos puedan dispensar la marihuana medicinal en sus oficinas y mucho menos que puedan prescribirla mediante recomendación verbal. Esto puede abrir la puerta para abusos, además de los retos de seguridad y fiscalización que le impone al Estado. Si queremos convencer al pueblo sobre las bondades del uso medicinal, no podemos arriesgar a que se empañe su implementación por darle un trato especial a los médicos en consideración a su conocimiento en medicina. Los retos de seguridad y fiscalización que presentan el almacenaje, la distribución y el despacho de la marihuana tienen muy poco que ver con la medicina”.

Pero Báez Rivera no limitó el tema de seguridad y fiscalización a los médicos, el representante también se opuso a que el cultivo de la marihuana fuera al exterior y propuso que fuera cerrado y bajo techo. Báez argumentó que “…así se evita la propagación de la planta en fincas no autorizadas y la dificultad que enfrentaría el Estado en procesar a los titulares de dichas fincas”. Además, resaltó la fiscalización y la seguridad que brinda el cultivo cerrado para el Estado.

“Todos los sectores interesados en lograr la implementación de la marihuana medicinal en Puerto Rico debemos aportar para que este Reglamento ponga a disposición de los que la necesitan el uso medicinal, sin poner en riesgo la seguridad del resto de los puertorriqueños. Todos debemos aportar para que así sea, presentando soluciones a cada una de las críticas para servir de facilitador y no de obstáculo”, declaró el representante José Báez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.