Protestan por traslado de maestro de educación física en Corozal

Foto Suministrada

Foto Suministrada

COROZAL  – Un grupo de padres y estudiantes de la escuela Fidel López Colón en Corozal, se tiró a la calle el miércoles para protestar por la remoción ilegal de un maestro de educación física, a quien el Departamento de Educación (DE) supuestamente pretende declararlo como maestro excedente a pesar que tiene un puesto permanente.

“La justificación que ofrece el Departamento de Educación para esta acción, es que nuestra escuela no tiene la matrícula mínima de 500 estudiantes. Sin embargo, nuestra escuela cuenta con 495 estudiantes, lo que se torna sumamente absurdo, que por unos cinco estudiantes, pretendan quitarnos a un excelente profesor que, aparte de sus atributos como profesional, ya lleva varias semanas dando clases a nuestros estudiantes, los que quedarían en un limbo inmediato con esta decisión”, explicó en un comunicado el portavoz de la comunidad escolar, Carlos Jiménez.

El portavoz detalló que en días recientes el DE les notificó que el profesor Reynaldo Rivera sería declarado excedente y enviado a la escuela Adolfo García de Naranjito.

Añadió que “la forma tan arbitraria de remover al profesor Rivera, raya en lo ilegal e inmoral, cuando se pretende sacarlo de una plaza permanente y obligarlo a aceptar otra de carácter transitorio, perdiendo así sus beneficios y derechos adquiridos, de un día para otro”.

Jiménez aseguró que la comunidad escolar ha amenazado con cerrar la escuela Fidel López Colón, si sus reclamos no son escuchados y el DE insiste en dejar sin su maestro a más de 90 estudiantes de cuatro grupos, así como del programa Intra-Mural, que son atendidos por el profesor Rivera desde que comenzó el nuevo curso escolar en agosto.

“Nuestro reclamo al secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, es que intervenga en esta situación, y le permita a nuestra comunidad escolar el beneficio de continuar con un excelente maestro y profesional como el señor Reynaldo Rivera, al tiempo que evite la crasa violación a sus derechos, permitiéndole retener su posición permanente, en lugar de una nueva plaza de carácter transitorio. De lo contrario, esta comunidad intensificará sus protestas y no descarta ejercer su derecho a la desobediencia civil. Sin embargo, nuestro deseo es que se resuelva sin la necesidad de llegar a este punto”, finalizó Jiménez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.