Pierluisi de visita en los pueblos de Loíza, Canóvanas y Fajardo

SAN JUAN  – El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, visitó el viernes los pueblos de Loíza, Canóvanas y Fajardo, como parte de su compromiso de estar en contacto con los alcaldes y con los residentes de esos municipios en un esfuerzo por atender sus necesidades y de poner a su disposición recursos federales para atenderlos.

“El proyecto que presenté aseguraría un nivel sostenido y equitativo de fondos de Medicaid para los territorios, evitando así el precipicio que se estima pudiera suceder tan pronto como el año 2017”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

Pierluisi estuvo junto al alcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez, se reunió con funcionarios y médicos del Hospital Hima – San Pablo para discutir los retos que enfrentan bajo los programas federales de Medicaid, Medicare tradicional y Medicare Advantage, ante los recortes a los programa de salud y los problemas fiscales del programa de salud del gobierno estatal.

Pierluisi discutió con ellos su proyecto de ley, H.R. 2635, conocido como la “Ley para mejorar el trato a los territorios en los programas federales de salud de 2015”. Esta legislación busca eliminar o mitigar casi todas las disparidades que Puerto Rico enfrenta bajo los programas federales de Medicaid, Medicare tradicional y Medicare Advantage.

El proyecto de Pierluisi, y su contraparte en el Senado federal, crearía nuevas reglas federales para la implantación del programa de Medicaid en Puerto Rico y los demás territorios. Medicaid, el programa de salud para personas de bajos ingresos, es financiado en parte por el gobierno federal y en parte por los gobiernos estatales o de los territorios. En los estados, no existe límite en la cantidad de fondos que el gobierno federal provee para Medicaid, siempre que el estado paree su parte. Esta asignación federal —conocida como FMAP—puede fluctuar entre el 50 por ciento para los estados más ricos hasta el 83 por ciento para los estados más pobres. Por el contrario, hay un tope en la cantidad de fondos que el gobierno federal asigna a los programas de Medicaid en Puerto Rico y los territorios.

Asimismo, el proyecto corregiría cuatro disparidades que perjudican a los hospitales de Puerto Rico y a sus pacientes. Primero, incluiría a los territorios en el programa “disproportionate share hospital” de Medicaid (DSH), del que siempre han estado excluidos. El proyecto de ley proporcionaría a Puerto Rico cerca de 130 millones de dólares en fondos adicionales de Medicaid para ayudar a los hospitales de la Isla que tratan a un alto porcentaje de personas con bajos ingresos y a pacientes no asegurados. Segundo, la legislación mejora el trato que recibe Puerto Rico bajo el programa de Medicare DSH. La fórmula actual perjudica a Puerto Rico, ya que calcula los pagos basados ​​en el número de pacientes inscritos en el programa de Seguro Social Suplementario (SSI), que el Congreso no ha extendido al territorio. Tercero, el gobierno federal paga a los hospitales que atienden a pacientes de Medicare una tarifa base, que se puede aumentar por una variedad de factores. A todos los hospitales en los estados se les paga la misma tarifa base, pero a los hospitales de Puerto Rico se les paga a una tarifa base que es de aproximadamente 14 por ciento menor. El proyecto eliminaría esta desigualdad. Cuarto, se corrige la exclusión de los hospitales de Puerto Rico del componente de Medicare de la Ley HITECH, que autoriza el pago de bonos a hospitales que se convierten en usuarios sustanciales de registros electrónicos de salud.

El proyecto de Pierluisi también incluye una disposición que aborda uno de los mayores retos que enfrentan los médicos de Puerto Rico: la insuficiencia de los pagos bajo el Medicare tradicional. La fórmula actual utilizada para compensar a los médicos toma en consideración las variaciones en el costo de practicar la medicina en los distintos lugares de la nación, mediante el uso de un sistema llamado “índice geográfico de costos de la práctica” (geographic practice cost index, GPCI). Existe evidencia sólida de que la fórmula actual GPCI pone en desventaja a Puerto Rico y resulta en pagos insuficientes a nuestros médicos. Por tanto, el proyecto establece un mínimo razonable en los pagos de Medicare a los médicos de Puerto Rico para que éstos reciban una compensación justa por su trabajo.

“Hay un éxodo bien documentado de médicos puertorriqueños trasladándose de la Isla hacia los estados y al parecer, los bajos pagos de Medicare como resultado del sistema GPCI son un factor importante que lo provoca. Seguiré tomando todas las medidas administrativas y legislativas necesarias para atender este problema”, dijo Pierluisi.

Por otro lado, el comisionado residente, junto al alcalde de Loíza, Eddie Manso, y la organización sin fines de lucro, Puerto Rico Cambia, visitó a la familia Lacen en el Municipio de Loíza para auscultar la remodelación de su vivienda que se encontraba en condiciones infrahumanas.

La organización Puerto Rico Cambia fue creada en el 2013 por un grupo de jóvenes puertorriqueños que luchan continuamente por un mejor Puerto Rico. Los jóvenes de ésta organización se dieron la tarea de proveerle a esta familia el hogar que merecen. A ellos se han unido el Municipio de Loíza que donará la mano de obra, San Juan Cement que estará aportando el techo y el baño para el hogar, y Caguas Painting que donará la pintura y el piso. Puerto Rico Cambia estará donando los muebles para la residencia cuya remodelación tendrá un costo estimado de 10,000 dólares. Se espera que el proyecto esté completado para noviembre de 2015.

“La señora Lacen ha estado viviendo en condiciones infrahumanas junto a su nieto, un adulto con la condición de autismo. En el día de hoy hemos podido ofrecerle a la señora Lacen detalles sobre la remodelación de su vivienda, la cual se podrá hacer una realidad gracias a una colaboración entre entidades privadas, el gobierno municipal de Loíza y la organización sin fines de lucro, Puerto Rico Cambia. Este tipo de colaboración es lo que Puerto Rico necesita para echar hacia delante a su gente más necesitada”, expresó Pierluisi.

Además, el comisionado residente visitó el Municipio de Canóvanas para discutir con la alcaldesa, Lornna Soto, varios proyectos prioritarios del municipio que se financiarán con fondos federales. Entre estos proyectos se encuentran arreglos al Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), la rehabilitación del casco urbano, el establecimiento de un sistema de trolleys y la construcción de una égida.

“La alcaldesa me ha presentado hoy las necesidades más inmediatas que tiene su municipio en términos de ayudas federales. Me he comprometido con ella a dar seguimiento a cada una de sus peticiones y a darle asistencia ante las agencias federales, de modo que pueda cumplir sus compromisos con los residentes de este gran municipio. Canóvanas cuenta con todo mi respaldo”, sostuvo Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.