No hay luz al final del túnel a pesar del Plan de Ajuste Fiscal

06-08-15_SUAREZSAN JUAN – Aun si todas las condiciones para la implementación del Plan de Ajuste Fiscal (PAF) le resultaran favorables a Puerto Rico y se cumplieran todos los supuestos sobre los que se basa dicho plan existiría una brecha entre los ingresos y los gastos que le impediría al gobierno cumplir con sus obligaciones de paga a la deuda, señaló el secretario de la Gobernación Víctor Suárez.

“Aun llevando a cabo todas las medidas de ajuste fiscal, de crecimiento económico, que se presentan en dicho plan, si no hay una reestructuración de la deuda, son insuficientes. Por lo tanto, el llamado que hemos hecho durante el día de hoy, y el llamado que hacemos a través del plan es a que los acreedores vengan a la mesa a negociar esos métodos de pago. Es sumamente importante que como parte del plan comprensivo que hemos presentado, esto ocurra para garantizar la recuperación económica que todos los puertorriqueños queremos y el pago de nuestras obligaciones”, dijo Suárez en conferencia de prensa luego del mensaje del gobernador.

Por su parte, Jim Millstein, uno de los principales asesores fiscales del gobierno de Puerto Rico, explicó que el PAF busca reactivar el crecimiento económico de la isla y, aun si dicho crecimiento tiene lugar, el mismo solo podría aportar entre uno y dos mil millones de dólares para la economía.

“Por los próximos cinco años tenemos 18 mil millones de dólares para el servicio a la deuda –principal e intereses vencidos incluidos– sobre los 47 mil millones en deuda que incluye este plan. Entonces, si tenemos una brecha de 14 mil millones en el financiamiento después de implementar todas las medidas incluidas en el PAF, y tenemos 18 mil millones en pagos para el servicio de la deuda… no tendremos suficiente dinero para pagar”, explicó Millstein.

El asesor explicó además que bajo las proyectadas condiciones del PAF sólo se dispondría de cinco mil millones para el pago de la deuda.

Vamos a tener que trabajar conjuntamente con los acreedores para reestructurar las obligaciones para hacer coincidir el pago de la deuda con el efectivo disponible para dicho pago. Esa es la tarea en la que estaremos ocupándonos”, añadió Millstein.

De acuerdo con el contenido del PAF, la brecha en financiamiento (déficit) acumulado para el periodo de cinco años de vigencia del plan sería de 27 mil millones.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.