La pérdida de audición y el Alzheimer

Varios estudios han coincidido en que los adultos con pérdida de audición son más propensos a desarrollar la enfermedad de Alzheimer y la demencia, en comparación con las personas con audición normal. Además, el riesgo aumenta cuando la pérdida de audición de la persona va incrementando.

La pérdida de audición empeora los síntomas de estas enfermedades cuando ya están presentes. Estos síntomas incluyen deterioro de la memoria, la incapacidad para aprender nuevas tareas, estado de alerta reducida, seguridad personal comprometida, irritabilidad, enojo, fatiga, estrés, depresión y disminución de la salud en general.

“El perder la audición auditiva influye significativamente en la situación de aislamiento de los ancianos, debido a que sólo una minoría de ellos recibe el tratamiento adecuado. Los ancianos que tienen sordera manifiestan más síntomas de depresión, tienen una menor capacidad funcional, aquejan una menor calidad de vida y tienen mayores probabilidades de ser institucionalizados”, informó Eugenio Gómez, M.S. director Clínico de Audiología de Precision Hearing & Balance Center.

La pérdida de audición es uno de los problemas crónicos más comunes y la incidencia aumenta con la edad. Afecta a todos los segmentos de la población y a todos los niveles socioeconómicos. Por esto, es importante que las personas verifiquen su audición y las de sus familiares.

“Si usted está preocupado por un ser querido que está experimentando uno de los síntomas mencionados anteriormente, llame a su oficina de Precision Hearing más cercana y consulte acerca de las pruebas de pérdida de audición. Los pacientes con enfermedad de Alzheimer podrían tener mejor calidad de vida, comprender y comunicarse con más fluidez si utilizan audífonos”, destacó Gómez.

Precision Hearing & Balance Center cuenta con oficinas alrededor de la Isla y tiene la misión de brindar un servicio accesible, abarcador y de calidad en el campo de audiología. Entre los servicios que ofrece se encuentran: audiometría básica, pruebas de impedancia, terapias de rehabilitación aural para personas que utilizan audífonos, estimulación auditiva, terapias de procesamiento auditivo y pruebas electrofisiológicas. De igual forma, cuentan con terapia vestibular, terapia del habla para niños y adultos, terapia vestibular como alternativa para el manejo del vértigo y terapia Linfedema.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.