Gobernador convierte en ley medida de Manejo de Prácticas Agrícolas

Sello del Gobernador de Puerto RicoEL CAPITOLIO – El presidente de la Comisión de la Comisión Cameral de Agricultura, César Hernández Alfonzo informó el jueves que el gobernador, Alejandro García Padilla firmó el Proyecto de la Cámara 1542 que crea la Ley para el Manejo de Prácticas Agrícolas en Puerto Rico.

“Con esta nueva ley se le otorga poderes a la secretaria(o) de Agricultura a expedir los permisos de las prácticas agrícolas de desmonte de malezas, remoción de la corteza terrestre, construcción terrazas (término agrícola), caminos dentro de la finca, zanjas, nivelaciones, construcción de charcas para riego y crianza de peces y camarones, abrevaderos, canales de riego, instalación de tubería para sistema de riego y drenaje”, dijo en un comunicado el también representante de los municipios de Hatillo, Camuy y Quebradillas (Distrito 15).

Agregó que “esto es simplificar el camino para que nuestros agricultores no pierdan las temporadas de siembra, como ocurría antes, esperando meses largos para que se les permitiera preparar los terrenos para sembrar. Mis respetos y agradecimiento al señor gobernador por haber escuchado el reclamo de los agricultores y convertir en hechos la palabra empeñada a nuestros agricultores”.

El legislador indicó que a finales del 2004, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) aprobó el Reglamento Número 6916, conocido como Reglamento para Regir la Extracción, Excavación, Remoción y Dragado de los Componentes de la Corteza Terrestre. En dicho Reglamento se disponía que el secretario del DRNA podía eximir de los permisos de extracción, excavación, remoción y dragado de materiales de la corteza terrestre cuando el movimiento de los componentes de la corteza terrestre sea una cantidad no significativa o sustancial y se cumpliera uno de los criterios incluidos en una lista bajo dicho artículo.

Explicó que como criterios se establecía que “cuando se requiera remover el terreno in situ, única y exclusivamente, para toda actividad relacionada con prácticas agrícolas de pre-siembra (entiéndase: subsolado, arado, rastrillado, desmenuzado, banqueado y surcado)”.

“En el 2005, los entonces secretarios del DRNA y del Departamento de Agricultura (DA) firmaron un acuerdo donde el DRNA le estaría expidiendo el permiso al agricultor para poder llevar a cabo el desmonte y las otras prácticas de cultivo en sus fincas, y los agrónomos del DA visitarían, evaluarían y recomendarían las prácticas para que el DRNA otorgara el permiso. Este proceso se convirtió en uno complejo donde, en la mayor parte de las ocasiones, un permiso tardaba sobre seis meses en otorgarse, creando un proceso burocrático e inoperante”, sostuvo el representante.

Para finalizar, Hernández Alfonzo alegó que en el 2010, mediante el Reglamento Conjunto de Permisos para Obras de Construcción y Usos de Terrenos, este proceso se pasó a la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), sin la intervención del DA para poder recomendar ni llevar a cabo práctica alguna.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.