Gobernador anuncia la construcción de la primera fase del tren a Caguas

El gobernador Alejandro García Padilla dijo el lunes que su interés es que el uso del cannabis medicinal en la isla se produzca lo más pronto posible.

El gobernador Alejandro García Padilla dijo el lunes que su interés es que el uso del cannabis medicinal en la isla se produzca lo más pronto posible.

RIO GRANDE  – En el marco de la Convención de la Asociación de Contratistas Generales, el gobernador Alejandro García Padilla anunció el viernes que su administración se apresta a comenzar la primera fase de la ruta del tren entre San Juan y Caguas que consiste en carriles de peajes dinámicos -como el tramo entre Toa Baja y San Juan- y los puentes donde eventualmente discurrirá el tren.

“Con una inversión de 137 millones de dólares en fondos federales, en octubre comenzará el proceso de construcción de este valioso proyecto que se unirá a otras obras que la actual administración ha emprendido como el Bulevar de las Ciencias, el Centro Comprensivo de Cáncer, La Ciudad de las Ciencias, el Paseo Puerta de Tierra, el desarrollo y revitalización de seis malecones y dos poblados costeros, así como algunos proyectos de vivienda pública”, dijo García Padilla en un comunicado de prensa.

El mandatario expresó también la creación de alianzas público privadas que permitan la continuación de importantes obras de construcción, exigiendo siempre que se contraten compañías locales. Uno de los proyectos que se ha estado impulsando mediante este tipo de desarrollo es la extensión de la PR-22 que conectará a Hatillo con Aguadilla a través de una vía alterna a la PR-2. Este proyecto generará sobre 12,000 empleos directos y le inyectará más de 1,000 millones de dólares a la economía en unos 9 años.

“La inversión en infraestructura pública representa una inyección inmediata para reactivar la economía, crear empleos y preparar al país para las transformaciones de la economía global. Es por esto que se hace latente la necesidad de desarrollar alianzas público-privadas que permitan alcanzar el desarrollo anhelado en medio de la situación fiscal que atravesamos presenta grandes oportunidades. Por eso les garantizo que ustedes serán parte integral de esos proyectos de alianzas público-privadas, porque nos vamos a cerciorar de que se les exija a los que hagan negocios con el gobierno, que contraten compañías locales”, aseguró el gobernador.

Por otro lado, pese a los retos económicos y fiscales que encontró la administración de García Padilla al iniciar el cuatrienio, el ejecutivo sostiene que todos los esfuerzos han estado dirigidos a encaminar al país hacia la ruta de la disciplina fiscal y del desarrollo económico sostenible, lo cual le ha permitido a su administración alcanzar logros importantes a favor de la industria de la construcción, como la simplificación del proceso para la obtención de los permisos de construcción.

No obstante, García Padilla reconoció que aún existen áreas que se deben trabajar para facilitar ciertos procesos en la industria, lo cual evidencia la necesidad del Plan de Ajuste Fiscal que se está elaborando.

“Puerto Rico vive la transformación más profunda de su historia reciente. La industria de la construcción conoce en carne propia los estragos de esa recesión. Nunca más el endeudamiento público debe ser el principal instrumento de crecimiento económico. Nunca más debemos aplazar las reformas estructurales – por más difíciles que sean- mientras se crea una falsa apariencia de normalidad a través del endeudamiento”, afirmó el gobernador.

Según el mandatario, en la medida en que el Plan de Ajuste Fiscal y de Recuperación Económica esté listo, se podrán alcanzar acuerdos con los acreedores para mejorar la liquidez del gobierno, mejorar la economía, estabilizar las finanzas y dar continuidad o ampliar los programas de mejoras capitales del gobierno central y de las corporaciones públicas para consecuentemente aumentar la competitividad del país.

El primer ejecutivo continuó su mensaje enfatizando “es momento de unirnos para desarrollar el país”.

“El Estado Libre Asociado nació en un tiempo de graves problemas económicos y sociales que solo fueron superados a través del trabajo arduo de aquella generación de hombres y mujeres. Sus hijos y nietos vivieron en un país con más oportunidades educativas y empleos gracias al sacrificio de esa generación heroica. Hoy nos toca enarbolar esta misma bandera”, concluyó García Padilla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.