Federales acusan a 15 por narcotráfico en Los Laureles en Bayamón

SAN JUAN  – La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez informó el martes que el pasado 23 de septiembre un gran jurado en el Distrito de Puerto Rico emitió una acusación formal de seis cargos contra 15 acusados de conspiración para poseer con intención de distribuir y distribución de sustancias controladas en el residencial Los Laureles de Bayamón.

Según Rodríguez, la acusación alega que a partir de 2009, la organización distribuyó heroína, crack, cocaína, marihuana, oxicodona (Percocet) y Alprazolam (Xanax) a mil pies del mencionado complejo de vivienda y áreas cercanas para beneficio económico.

Asimismo, la funcionaria indicó que de acuerdo con las acusaciones, como parte de la forma y los medios de la conspiración, algunos de los acusados y sus co-conspiradores desalojaban a los residentes de sus viviendas por la fuerza para utilizar los apartamentos para otros co-conspiradores. Los acusados llevarían a cabo transacciones de drogas en presencia de menores de edad y usarían y emplearlos para distribuir narcóticos en los puntos de distribución de drogas.

La fiscal federal detalló que entre los 15 acusados están Otoniel Ortiz Acevedo, alias “Otto”; Roberto Cañón Guzmán, alias “Claudio”; Luis Iván Vicente Ocasio, también conocido como “Lento”; Anthony Lee Vicente Ocasio, alias “Pelú”; Fernando Olivo Martis, alias “Gordo”; Darwin Pagán Soto, alias “Darwin” y Michael Ortiz Maysonet, alias “Bimbo”.

Rodríguez añadió que también fueron acusados Orlando Rivera Fernández, alias “Kiki”; Jesús M. Pizarro Rojas, alias “Chocky”; Cristiano Oquendo Álvarez, alias “Fresita”; Enrique Fernández Riera, alias “Kike”; Geovanni Torres Santana, alias “Geova”; Elías A. Meléndez Esquilín, alias “Calvo”; Orlando Rodríguez Lara y Marta J. Rivera Lara.

Entretanto, la fiscal federal señaló que los 15 conspiradores tenían diversas funciones como un líder; cinco gerentes propietarios; un procesador de un fármaco; dos corredores; cinco vendedores; un facilitador; ejecutores y miradores. Nueve de los acusados se enfrentan a un cargo de posesión de armas de fuego de diferentes marcas y calibres en cumplimiento de los delitos de tráfico de drogas.

El asistente de fiscal César Rivera Giraud está a cargo del caso. Si son declarados culpables, los acusados se enfrentan a una pena mínima de 10 años y hasta cadena perpetua. Los acusados se presumen inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad. La Agencia Federal Antidrogas (DEA por sus siglas en inglés), la Policía de Puerto Rico y el Bayamón Strike Force, están a cargo de la investigación.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.