Energy Answers obtiene permiso final de construcción de la JCA

Arecibo-Site-Energy-Answers-300x217SAN JUAN  – El vicepresidente y gerente del proyecto de Energy Answers, Mark J. Green confirmó el miércoles que la Junta de Calidad Ambiental (JCA) le otorgó el permiso final para construir una instalación para el procesamiento de desperdicios sólidos no peligrosos que está propuesta para el barrio Cambalache de Arecibo.

“Tras cinco años de intenso trámite de permisos, una vez más se ha comprobado por una entidad reguladora y con competencia para evaluar nuestro proyecto, que la instalación cumple con todos los requisitos y estándares aplicables”, expresó Green en un comunicado.

“El permiso final emitido por la JCA constituye el último permiso ambiental de envergadura y nos permite ahora enfocarnos por completo en ultimar detalles sobre el proceso de financiamiento y otros permisos menores relacionados a la fase de construcción”, sostuvo.

Green indicó que el proceso de revisión de este permiso, inició en el año 2012 bajo la administración del gobernador Luis Fortuño e incluyó dos vistas públicas separadas y periodos de tiempo extendidos para emitir comentarios por escrito, asegurando así una amplia participación pública en el proceso de permisos. Los periodos para comentarios por escrito excedieron, por mucho, los requerimientos reglamentarios establecidos y lo que es el uso y costumbre para una instalación de manejo de desperdicios sólidos como la propuesta.

Alegó que la emisión del permiso una vez más confirma que, contrario a lo que insisten en proyectar opositores del proyecto, la Planta de Recuperación de Recursos y Conversión de Basura a Energía (Waste to Energy) es un proyecto que mejorará significativamente la infraestructura para la disposición final de desperdicios en Puerto Rico, cumpliendo a cabalidad con la reglamentación ambiental, tanto estatal como federal.

Aseguró que la instalación proveerá una alternativa ambientalmente responsable para el manejo de los desperdicios sólidos en Arecibo para lo cual actualmente existe un vertedero que forma parte de los más del 75 por ciento de estos que se encuentran en incumplimiento con las leyes y reglamentos ambientales. Además, el proyecto constituirá el mayor productor de energía renovable alterna para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), supliendo energía constante y confiable que la AEE necesita y a precios muy atractivos para la AEE.

Mientras, dijo que se espera que la inversión significativa en construcción de la instalación, de cerca de 750 millones de dólares, permita traer un desarrollo económico significativo a la deprimida economía de la región de Arecibo y de Puerto Rico.

Por su parte, los asesores ambientales de Energy Answers, el ecólogo Alexis Molinares y el biólogo Javier Vélez Arocho, destacaron que el permiso final de la JCA surge luego de un amplio proceso de participación pública y el más riguroso escrutinio científico. El permiso se enfoca en cuán adecuado es el diseño de la instalación para manejar los desperdicios sólidos que recibirá y asegura que la ceniza que se producirá en la facilidad se manejará adecuadamente.

“Es importante destacar que hubo amplia oportunidad y participación pública en este proceso como lo ha habido también en todos los procesos de participación pública sobre los permisos relacionados a nuestra instalación”, señaló Molinares.

“El pueblo de Arecibo y todos los puertorriqueños pueden estar confiados en que todos los comentarios y preocupaciones ciudadanas han sido atendidas y que esta facilidad será una ambientalmente segura y responsable porque se trata de la mejor tecnología disponible, que cumplirá con todas las leyes y reglamentaciones aplicables”, agregó Vélez Arocho.

De otra parte, el asesor legal ambiental Rafael Toro, indicó que además de los asuntos relacionados al financiamiento y construcción del proyecto, el equipo de Energy Answers estará también enfocado en asegurar que todos los asuntos legales y contractuales pendientes se atiendan paralela y efectivamente de manera que al finalizar con los mismos el proyecto pueda iniciar sin mayores contratiempos su fase de desarrollo. Agregó que el proyecto de Energy Answers es objeto de una revisión ambiental adicional a nivel federal asociada a la estructura de financiamiento, proceso que se espera se complete durante el otoño, y tras la cual la compañía espera poder estar en posición de iniciar su fase de construcción a finales de este año o principios de 2016.

“Estamos seguros que este permiso será recibido con gran júbilo por la mayor parte de la comunidad de Arecibo, quienes han mostrado un sólido respaldo al proyecto y así lo han hecho constar mediantes miles de firmas de endoso, en los comentarios por escrito a las agencias, en eventos comunitarios y en las ferias de empleo que se han realizado, siendo la más reciente el pasado 17 de abril en Arecibo”, destacó Toro.

La planta tendrá la capacidad de procesar unas 2,100 toneladas de basura diarias y producirá aproximadamente 80 megavatios de energía renovable alterna para Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.