Cientos de abogados y abogadas acuden a su la Asamblea Anual

IMG_2725PONCE  – La trayectoria del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico (CAAPR) le ha ganado el respeto del País a través de sus 175 años desde su fundación aunque haya sectores que “a estas alturas se niegan a aceptar su presencia centenaria”, dijo el sábado, el presidente de la organización el licenciado Mark Anthony Bimbela durante la asamblea anual del gremio que sesionó en Ponce.

“Nuestro Colegio se ha distinguido por ser una voz de avanzada en el desarrollo social y jurídico del País… hemos rechazado tomar el camino fácil, para tomar la ruta más justa”, añadió Bimbela en un comunicado de prensa.

“Las huellas que el Colegio ha dejado en la historia del País han forjado nuestro carácter como institución, ganándonos por derecho propio la confianza y el respeto del pueblo de Puerto Rico muy a pesar de sectores del País que a estas alturas se niegan a aceptar nuestra centenaria presencia”, añadió.

Entre otras, la asamblea aprobó por unanimidad una resolución a favor de la excarcelación del prisionero político Oscar López Rivera. Una moción similar había sido adoptada por la Junta de Directores del CAAPR. También se aprobó, entre varias, una resolución que establece el premio Luis F. Camacho a ser otorgado a colegiados que tengan una membrecía de por lo menos 20 años, que hayan sido asiduos en las actividades de la organización y que sus valores sean afines con los de Camacho en el campo de las artes y la cultura y el compromiso social.

Durante los actos protocolarios el secretario de Estado David Bernier, exhortó al CAAPR a “transformarse sin perder su esencia”, lo que dijo, debe hacer también el País. “Cualquier transformación no puede afectar lo que somos. Lo que es fundamental tiene que protegerse y fomentarse. El Colegio ha resistido… sin perder su esencia”.

Añadió que el país necesita organizaciones no gubernamentales como el CAAPR que ayuden a sumar “para lograr lo que necesitamos”. “Esta organización (El CAAPR) necesita seguir siendo diversa y presentarse como una fuerza aglutinadora”, dijo Bernier quien recibió efusivos aplausos de la concurrencia.

Por su parte la jueza presidenta del Tribunal Supremo Liana Fiol Matta, dijo que “no siempre el derecho y la justicia van de la mano”.

“Basta recordar que, con el aval del Derecho, las mujeres, los negros, la comunidad LGBTT, los sectores más pobres, los y las migrantes, entre tantos otros grupos y comunidades, han sido –y son al día de hoy- marginados, excluidos, invisibilizados”, añadió. “El Derecho ha sido cómplice de un mundo muy injusto”, añadió. Fiol Matta además, propuso una agenda a sus colegas letrados para lograr Justicia y Equidad. Anunció además, que reactivará la Comisión Permanente de Asuntos de Género del Tribunal Supremo “para que los jueces y juezas continúen incorporando el concepto de género en su trabajo diario”.

Propuso además, “pensar en la Justicia como un horizonte cambiante. La justicia siempre está en construcción. La invitación es a colaborar en esa construcción. El Colegio es una herramienta indispensable para ese trabajo de la construcción de la Justicia. Para esto la voz del Colegio es fundamental”. Destacó “la tangencia entre la pobreza y la mujer, y las vicisitudes de la vejez”. Esto demuestra dijo, “que hay que trabajar los asuntos de la agenda pendiente de forma transversal”.

El Orador Nacional, William Fred Santiago, ex presidente del CAAPR, dijo que “necesitamos más y mejores abogados porque este Colegio llegó para quedarse. Hay que seguir siendo quien se es, quien deja de ser, nunca llega, nosotros no podemos renunciar a esta historia de 175 años. Cuando cumplamos 200 años habrá Colegio”.

El licenciado Marco Antonio Sagastume Gemmell, presidente del Colegio de Abogados de Guatemala, y el Orador Internacional ante la asamblea dijo que “todo el sistema de Justicia descansa en nuestra profesión si la verdad está presente en la vocación del abogado”. El letrado sorprendió a la audiencia al decir que tras conocer el caso del preso político puertorriqueño Oscar López, trabajará por su liberación. “Esa es ahora mi misión: la libertad de una persona que no conozco pero que se me ha metido en el alma. Esa será mi misión: la libertad de Oscar López”.

El Premio Especial del Presidente fue otorgado al prisionero político Oscar López Rivera. “Por la solidaridad que ha mostrado a sus ideales y por su amor a sus compañeros consideramos que no había mejor ejemplo que Don Oscar López Rivera”, dijo Bimbela ante el público puesto de pie. El premio fue recibido por José López, hermano de Oscar y Clarisa López, su única hija. A la emotiva ceremonia asistieron varios ex presos políticos y la abogada de López Rivera, Jan Susler.

El Orador Especial de la Asamblea fue el congresista Luis Gutiérrez. Este anunció que el 14 de octubre habrá una reunión en Orlando, Florida de congresistas puertorriqueños, dirigentes y líderes comunitarios de todo Estados Unidos “para coordinar esfuerzos y esbozar una agenda de trabajo. Explicó que en la Florida se aglutina una gran fuerza electoral constituida por puertorriqueños que pueden influir en las elecciones estadounidenses. Dijo que utilizarán esa fuerza para lograr cambios para los puertorriqueños que residen en Estados Unidos y los que residen en la Isla. Los temas de la agenda serían derechos humanos, ambiente, la liberación de Oscar López y las leyes de cabotaje, entre otros.

“Queremos que Estados Unidos se haga responsable por la crisis que vive la colonia de Puerto Rico.

Vamos a insistir en que a Puerto Rico se le provea y se le incentive para que se cree trabajo, para que (con ese poder económico) podamos tener mayor autonomía e independencia de nuestras acciones. Esta crisis no se resuelve enviando más fondos. Vamos a exigir trabajo”, añadió.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.