Aseguran propuesta Reforma Laboral no aumenta la competitividad de Puerto Rico, ni promueve el desarrollo económico.

SAN JUAN – Estableciendo que la hoja de ruta del modelo económico neo liberal por el cual se conduce al País trasciende a los dos partidos políticos que se han alternado la administración gubernamental, el licenciado Alejandro Torres Rivera, candidato a la presidencia del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, presentó el viernes, un resumen de los derechos de los trabajadores que se pretenden trastocar y el efecto detrimental que tendrá esta acción en la calidad de vida de los trabajadores y la economía.

“El eufemismo con el cual se pretende justificar este atropello a la clase trabajadora puertorriqueña, “hacer de Puerto Rico un país más competitivo”, tiene muy poco que ver con las razones por las cuales una industria o negocio decide establecerse en determinado lugar. Factores como el estado de la economía, la calidad de vida, la productividad laboral, las destrezas y educación de los trabajadores, los medios de transporte y su costo, la proximidad del mercado, y la capacidad gubernamental para agilizar la permisología son factores de mayor peso para una empresa establecerse en un lugar que el costo de la mano de obra. De igual manera, los factores mencionados, en conjunto con trabajadores bien remunerados y con garantías de continuidad en el empleo, constituyen la base para el verdadero crecimiento económico del país”, señaló Torres Rivera en un comunicado de prensa.

El licenciado Torres Rivera hizo las expresiones en la conferencia “Escenarios para una Contrareforma Laboral” que ofreció este viernes ante la Asamblea de la Asociación de Economistas de Puerto Rico.

En su presentación destacó unas quince (15) medidas propuestas dentro del marco de la discusión del Plan de Ajuste Fiscal y Económico del Gobierno como parte de la llamada Reforma Laboral, las cuales, según el abogado laboral, menoscaban derechos y beneficios adquiridos por los trabajadores en sus luchas. Éstas fueron las siguientes:

1. Limitaciones a las horas extras

2. Horarios flexibles

3. Que el salario mínimo federal no sea de aplicación automática en Puerto Rico.

4. Armonizar las leyes que reglamentan la jornada de trabajo y el de pago de horas extras en Puerto Rico con la “Fair Labor Standards Act” a los fines de simplificar la semana de trabajo y reducir el pago de tiempo extra a una vez y media.

5. Mecanismos para el desarrollo, mediante el “flexitime”, de la semana de trabajo comprimida.

6. Permitir la renunciabilidad bajo ciertas condiciones, que pueden ser por convenio colectivo o contrato individual de trabajo, del pago de compensación extraordinaria por trabajo realizado en tiempo extra.

7. Revertir toda fórmula de pago de salario mínimo de manera escalonada cónsonas con la realidad de Puerto Rico.

8. Revisar las licencias y licencias reglamentadas por leyes de Puerto Rico.

9. Que las condiciones económicas de las empresas sean las que determinen los beneficios a concederse en el área de licencias.

10. Revertir el pago del Bono de Navidad a 2%, hasta un máximo de $200.00.

11. Establecer decretos de empleo a los fines de instituir en Puerto Rico el concepto de “employment at will” por períodos de dos años al exceso de puestos comprometidos, lo que revocaría la Ley 80 sobre despido injustificado.

12. Eliminar el monopolio de la CFSE parcial o completamente, y abrirla a la libre competencia.

13. Modificar la Ley de Cierre para eliminar el requisito de paga de $11.50 por hora los domingos.

14. Una moratoria en la aplicación de las leyes laborales hasta tanto no se estabilicen ciertos indicadores económicos como el índice de empleo y desempleo.

15. Reducir la cantidad de licencias laborales como Seguro Choferil, participación como jurados, etc.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.