Tribunal Federal ordena a la Policía pagar $60 mil a agente por discrimen

Policia-DiarioWASHINGTON  – El Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció el miércoles que el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico aprobó el decreto de consentimiento con la Policía con el que tendrá que pagar 60 mil dólares a la agente Yolanda Carrasquillo, por alegaciones de discrimen por raza, color y religión en violación del Título Siete de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

“Este acuerdo de resolución es un paso más hacia el cumplimiento de las reformas necesarias en el Departamento de Policía que asegurarán que tendrá los procedimientos apropiados para proteger los derechos de sus empleados”, dijo en un comunicado la directora de Justicia auxiliar adjunta Vanita Gupta, jefa de la División de Derechos Civiles de Justicia Federal.

La funcionaria precisó que este decreto de consentimiento resuelve la carga individual de discriminación laboral contra la Policía de Puerto Rico y que la Uniformada proporcionará a Carrasquillo 60,000 dólares en compensación monetaria y 30 días de vacaciones anuales.

Señaló que el decreto de consentimiento también requiere a la Policía revisar sus políticas de empleo contra la discriminación y formar a sus empleados en el marco de su acuerdo de reforma sistémica integral del 17 de julio 2013 existente.

Gupta relató que el recurso de acción, presentado el 22 de julio de 2013, alegó que Carrasquillo, una agente activa de la Policía, fue sometida a un ambiente de trabajo hostil debido a las acciones discriminatorias de un compañero, empleado civil. Este compañero dirigió regularmente insultos ofensivos raciales y de otra índole contra Carrasquillo y otros empleados de piel oscura y menospreció la fe cristiana de la agente.

Según la denuncia, la Policía no tomó ninguna medida significativa para detener el acoso o disciplinar al acosador. La queja del departamento se basa en una acusación presentada por Carrasquillo ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades, que investigó el asunto y que determinó que no había motivos razonables para creer que se había producido la discriminación. El asunto fue remitido al departamento.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.