Recomiendan regresar a estudiar como alternativa a la situación que enfrenta el País

Diario:EducacionSAN JUAN – La vicepresidenta de Mercadeo y Asuntos Estudiantiles del Sistema Universitario Ana G. Méndez (SUAGM), doctora Mayra Cruz Rivera, dijo el lunes que como consecuencia de la baja poblacional en Puerto Rico, en el 2018 las universidades verán un impacto por la baja en matricula.

“Un dato curioso es que en los últimos dos años hay más estudiantes de cuarto año que de Kindergarten, la merma poblacional que han sufrido las instituciones públicas se ha visto demarcada en el noveno grado. Nosotros veremos este año y el próximo estabilidad en la cantidad de estudiantes egresados del duodécimo grado, pero definitivamente para el 2018 vamos a ver el decrecimiento en las escuelas públicas”, dijo Cruz Rivera en comunicado de prensa.

Por esta razón, la académica hizo un llamado para que en medio de la situación actual del País “donde la búsqueda de empleo cada vez es más difícil, es el escenario ideal para regresar a la universidad”.

“En momentos de crisis es donde nos reinventamos. Un grado académico permanece contigo toda la vida; los ciclos económicos bajan y suben y no debemos esperar a que suban para comenzar a estudiar, este es el momento ideal para regresar a la universidad”, sostuvo Cruz Rivera.

El próximo miércoles, 19 de agosto las instituciones del Sistema Universitario Ana G. Méndez, (SUAGM), Universidad del Turabo (UT), Universidad Metropolitana (UMET) y Universidad del Este (UNE), recibirán a miles de estudiantes “quienes tendrán a su alcance una innovadora oferta académica de alta demanda laboral. El pasado año fue uno excelente en matrícula y este año esperamos revalidar y continuar siendo la primera institución privada de Educación Superior en Puerto Rico”, comentó.

De otro lado, Cruz Rivera indicó que las instituciones de SUAGM tienen un plan de contingencia para manejar el impacto del racionamiento de falta de agua ante el inicio de un nuevo año académico. La Universidad Metropolitana (UMET) y la Universidad del Este (UNE), cuyo recintos principales están localizados en Cupey y en Carolina, respectivamente, y el Centro Universitario de la UNE en Santa Isabel, son los que se afectan directamente.

“El equipo de trabajo de Planta Física y Operaciones en cada una de las instituciones, ha implantado un plan que contempla un monitoreo constante para asegurar el funcionamiento de las cisternas, la reducción de sistemas de riego y la contratación del servicio de camiones cisternas entre otras medidas, con el propósito de proveer el servicio nuestra comunidad universitaria”, puntualizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.