Racionamiento recorta los días de clases

RomanSAN JUAN  – La tercera fase del plan de control y racionamiento para los abonados que se sirven del embalse de Carraízo impactará los días de clases de los estudiantes del sistema de educación pública del país, quienes solo tendrán clases cuatro días de la semana desde el inicio mismo del año escolar.

“Uno de los cambios que vamos a hacer a raíz de la extensión del racionamiento es reducir los días de clases de lunes a jueves. Los viernes todos los maestros y el personal no docente asistirán a las escuelas para adiestramientos y capacitación, y para trabajos de mantenimiento y evaluación de las condiciones de salubridad”, señaló el secretario de Educación, Rafael Román.

Las escuelas afectadas por este plan de racionamiento suman 332 en 17 municipios, a saber: Bayamón, Naranjito, Corozal, Toa Alta, Toa Baja, Cataño, Caguas, Salinas, Coamo, Canóvanas, Juncos, Loíza, Río Grande, Carolina, Trujillo Alto, San Juan y Guaynabo. Las escuelas en todos estos municipios operarán de lunes a jueves en horario de 8:00 de la mañana a 1:15 de la tarde.

Existen otras cuatro escuelas que también deberán ajustarse a este nuevo itinerario a saber: la escuela Pablo Suárez Ortiz de Luquillo; la escuela Emilio Casas de Santa Isabel; la escuela Alfonso López O’neill de Aguas Buenas y la escuela Jaguas de Gurabo.

“Tenemos el compromiso de ofrecer los servicios a nuestros estudiantes afectando lo menos posible el proceso de enseñanza y aprendizaje. No obstante, esta situación nos obliga a tomar estas medidas porque también debemos garantizar la salud y la seguridad, no solo de nuestros niños y jóvenes, sino de todos los miembros de nuestras comunidades escolares”, señaló Román.

Román explicó además que el servicio de alimentos en los comedores escolares habrá de ofrecerse de forma continua y sin alteraciones para los almuerzos, sin embargo, en lo que toca a los desayunos, aunque el titular de Educación aseguró que en el 98 por ciento de los casos el desayuno en las escuelas sería servido, aclaró que éste sería un “desayuno modificado” en los días en que el plantel no disponga de servicio de agua potable.

La tercera fase del plan de racionamiento, que entra en vigor esta semana, tiene el efecto de extender a tres días el periodo de tiempo sin servicio de agua potable a los abonados del embalse de Carraízo, y ofrecer un día de servicios después. Con el inicio del curso escolar, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) ha modificado el plan de racionamiento de manera que las zonas A y B en el área metropolitana dispongan del servicio de agua en días específicos de la semana en vez de que su itinerario sea uno rotativo.

“Tal y como se había anticipado la tercera fase del plan de racionamiento para los clientes de Carraízo comenzará el próximo jueves, 13 de agosto, cuando ninguna de las zonas designadas tendrá agua potable por dos días consecutivos. El grupo de la zona A será el primero en experimentar tres días corridos sin servicio de agua, mientras que la zona B, completará el periodo el sábado, 15 de agosto. Luego se alternarán los días con servicio. Sin embargo, durante la semana habrá periodos de 48 horas o 72 horas sin servicio”, explicó Alberto Lázaro, presidente ejecutivo de la AAA.

Específicamente, la zona A habrá de tener servicio de agua potable los martes y los sábados. La zona B habrá de tener servicio de agua potable los miércoles y los domingos. Esto significa que las escuelas ubicadas en estas zonas dispondrán de agua potable solamente un día a la semana y dispondrán de un día del fin de semana para reabastecer sus cisternas en preparación para la próxima semana.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.