Pierluisi condena administración García Padilla por primer impago en la historia de Puerto Rico

080213-pierluisi-155x155121SAN JUAN  – El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP) y comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, criticó severamente el lunes a la administración de Alejandro García Padilla por “provocar el primer impago de las obligaciones financieras del Gobierno de Puerto Rico en su historia”.

Esto, según el funcionario, al no pagar el principal e intereses de los bonos de la Corporación para el Financiamiento Público (PFC, por sus siglas en inglés) que vencen oficialmente el lunes, 3 de agosto.

“Hoy es un día nefasto en la historia de Puerto Rico. Por primera vez en su historia el gobierno de Puerto Rico deja de pagar sus obligaciones. Las consecuencias de esta irresponsabilidad serán bien duras para todos los puertorriqueños”, señaló Pierluisi en un comunicado de prensa.

“Mi mensaje, tanto al pueblo de Puerto Rico como a los mercados financieros, es que los meses de esta gestión irresponsable e improvisada están contados. Y que Puerto Rico volverá a tener una administración que le devuelva el valor a la palabra empeñada”, añadió.

El presidente del PNP criticó que el gobierno haya admitido que dejó de pagar estos bonos sencillamente porque al no tener una garantía tan sólida, como por ejemplo, la garantía constitucional que protege a las obligaciones generales o “GOs”, los tenedores de esos bonos tienen pocos remedios legales que los asistan.

“Básicamente lo que están diciendo es que como a estos bonistas les va a resultar más difícil prevalecer en una demanda, que se fastidien. Eso es una irresponsabilidad y una crueldad, pues una buena parte de esos bonistas son individuos, instituciones y cooperativas locales, aquí en Puerto Rico, muchos que dependen de esos dividendos para su retiro, y que se ven pillados por un gobierno que tiene el dinero para pagar pero que ha decidido no hacerlo”, señaló Pierluisi.

El líder del PNP criticó además lo que a su juicio es la falta de capacidad y voluntad de la administración de García Padilla para negociar con los acreedores de otras corporaciones públicas del gobierno a fin de establecer nuevos términos para el repago de sus deudas. Denunció que lo que se percibe es que hay una estrategia para llevar al gobierno al impago o incumplimiento de sus obligaciones, lo que advirtió será devastador para Puerto Rico.

“Además del impago de hoy de los bonos de la PFC, es claro que los funcionarios del gobierno actual se disponen a gastar en otras cosas el dinero que está reservado para el pago de principal e intereses durante este año fiscal. Esa es una estrategia totalmente equivocada y desenfocada. De hecho, va a ser desastrosa para Puerto Rico porque va a resultar en una avalancha de costosos litigios y va a acabar de eliminar cualquier credibilidad que le pueda quedar al gobierno”, señaló Pierluisi.

Entretanto, el comisionado residente dio como ejemplo las deudas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

“El mejor ejemplo es la AEE. Próximamente se cumple un año de que la Autoridad dejó de pagar algunas de sus deudas y está operando bajo un acuerdo de indulgencia con sus acreedores. Llevan un año gastando millones de dólares en firmas de asesores y no acaban de llegar a un acuerdo sobre nuevos términos para el pago de su deuda. Hace rato que esa negociación pudo y debió haber terminado”, denunció Pierluisi.

Igualmente, señaló que la administración debería sentarse ya a negociar con los acreedores de la AAA, que no solo tiene una pesada carga de deuda, sino que tiene próximamente que invertir cientos de millones de dólares en infraestructura y probablemente no tendrá acceso a financiamiento en los mercados.

“En el BGF tienen una situación similar. Es vergonzoso que la semana pasada la presidenta del BGF no pudiera decir si iba a cumplir o no con el pago de unos 170 millones de dólares en notas del propio BGF. Finalmente las pagaron el viernes. Pero el clima de incertidumbre que provoca esta constante improvisación y falta de transparencia está destruyendo la poca credibilidad que le va quedando al Gobierno de Puerto Rico”, dijo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.