Pierluisi acoge elevar a rango constitucional el derecho a la salud

080213-pierluisi-155x155121SAN JUAN – El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, acogió el lunes la propuesta de elevar a rango constitucional el derecho a la salud, como parte de sus propuestas de cara a la contienda electoral.

“Siempre hemos estado, y estaremos, disponibles para brindar nuestras ideas, discutir nuestras soluciones, y así darle dirección y ayuda a la actual administración de gobierno. El gobernador García Padilla y su equipo de trabajo tienen que reconocer que no han sido efectivos y que deben adoptar nuestras sugerencias, ya que las ideas y las soluciones no tienen colores. Es hora de actuar con la urgencia que requieren los retos que enfrenta Puerto Rico antes de que sea demasiado tarde,” dijo Pierluisi en comunicado de prensa.

Pierluisi alegó que sus propuestas fueron trabajados por los doctores Iván González Cancel, Lorenzo González, José “Pepe” Fossas, Carlos Mellado, Norman Maldonado y Rafael Rodríguez, entre otros.

El aspirante a la gobernación del PNP propuso:

1) Reestablecer las prioridades del Gobierno y considerar el acceso a los servicios de salud como un derecho humano de primer orden. El Gobierno debe reducir cualquier otro gasto antes de poner en juego la salud de nuestro pueblo. El derecho a la salud debe tener rango constitucional para evitar a toda costa una crisis como la que ha ocasionado en gran medida la administración del PPD.

1) Reestablecer las prioridades del Gobierno y considerar el acceso a los servicios de salud como un derecho humano de primer orden. El Gobierno debe reducir cualquier otro gasto antes de poner en juego la salud de nuestro pueblo. El derecho a la salud debe tener rango constitucional para evitar a toda costa una crisis como la que ha ocasionado en gran medida la administración del PPD.

2) Analizar con detenimiento todas las partidas del presupuesto vigente, incluyendo las reservas supuestamente creadas por la legislatura, para identificar los dineros necesarios para cumplir con las deudas a nuestros proveedores de salud. Solo así se estabilizará el sistema de salud de Puerto Rico que se encuentra en un estado crítico.

3) Efectuar cambios al sistema de salud para provocar ahorros y economías al mismo tiempo que se garantizan servicios de excelencia. Hace meses advertimos que el cambio del modelo de un Tercero Administrador (TPA, por sus siglas en inglés) al modelo de aseguradoras tiene que considerar las economías de escala que permiten a las entidades de seguros cotizar precios más bajos.

4) Evaluar la capitación de algunos servicios de salud que pueden prestar facilidades privadas y públicas para abaratar los costos actuariales.

5) Facilitar la comunicación entre los proveedores de servicios de salud física y mental mediante el uso de tecnología para evitar gastos innecesarios y duplicación de servicios, y para atender más efectivamente a los pacientes.

6) Potenciar la armonización de servicios que se proveen bajo Mi Salud con los que proveen la ACAA y la Corporación del Fondo del Seguro del Estado, para que los mismos sean provistos de manera coordinada, evitando así la duplicación de gastos y logrando que los pacientes reciban los servicios que requieren de manera expedita.

7) Reconocer que el pueblo de Puerto Rico escogió la Estadidad y que dicho estatus nos garantiza paridad de fondos federales a la hora de financiar el programa de salud del gobierno, lo que permitirá ofrecerle servicios médicos de excelencia a nuestra gente. Los estados con una alta población de residentes de bajos recursos reciben del Gobierno Federal fondos para costear sobre el 80% de los gastos de programas como el de Mi Salud, pero Puerto Rico sólo recibe alrededor de un 40% de lo que necesita. Este trato discriminatorio es parte de un trato desigual que permite la actual condición territorial bajo la que sufren los casi cuatro millones de ciudadanos americanos en nuestra isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.