Fiol Matta invita a nuevos abogados y abogadas a trabajar por la equidad la justicia y el respeto a la dignidad del ser humano

Juramentacion_Supremo_noticel_liana_fiol-300x150GUAYNABO  – Con un llamado a trabajar en un esfuerzo concertado hacia la equidad, la justicia y el respeto a la dignidad de las personas, la jueza presidenta del Tribunal Supremo, Liana Fiol Matta, tomó juramento el jueves, a 155 nuevos abogados y abogadas en una Sesión Especial del Alto Cuerpo celebrada en el Centro de Bellas Artes de Guaynabo.

Fiol Matta destacó durante su mensaje la importancia de contar con nuevos profesionales del derecho provenientes de diferentes campos del saber y con trasfondos sociales y culturales variados. Según aseguró, “sin una profesión verdaderamente diversa, que permita a los abogados y a las abogadas acercarse y conocer la experiencia del otro, e integrar ese conocimiento en su trabajo profesional, no podemos luchar efectivamente por la justicia, la equidad y el respeto a la dignidad de todas las personas. Necesitamos una profesión más diversa para servir mejor a todos los sectores de Puerto Rico”.

“Al juramentar, ustedes aceptan la responsabilidad de poner ese conocimiento, esas destrezas y el poder que viene con ellas, al servicio de la sociedad puertorriqueña. Las normas están ahí, pero ustedes tienen la responsabilidad de obrar dentro de ese conjunto de normas que llamamos Derecho para asegurarse que cada persona que habita en nuestra tierra pueda disfrutar plenamente de su libertad, tenga acceso a la justicia y se le respete su dignidad. Ese es el compromiso con la Justicia que ustedes han asumido, en el marco maravilloso de nuestra diversidad”, aseveró Fiol Matta en un comunicado de prensa.

La jueza presidenta aseguró a los nuevos abogados y abogadas que aunque el derecho exige que las normas jurídicas apliquen a todos y a todas por igual, sin importar el origen, género y condición social de las personas, su aplicación tiene que ser consecuente con las diferencias que matizan la sociedad y “puede serlo en la medida en que ustedes cumplan con la responsabilidad que hoy asumen como custodios de un conocimiento y unas destrezas privilegiadas”.

Otro aspecto que destacó la Jueza Presidenta fue el compromiso que los nuevos letrados y letradas deben asumir con los sectores más desventajados de la sociedad como una forma de luchar contra la inequidad.

“Aunque la población de Puerto Rico está disminuyendo, seguimos siendo una sociedad en la que la inequidad, en todas sus formas, está demasiado presente. En Puerto Rico, la brecha entre los ricos y los pobres es enorme y más del 45 por ciento de la población vive en pobreza. Todavía existe una brecha amplia entre las mujeres y los hombres, en términos económicos, de poder y de seguridad. Tampoco vivimos en una sociedad que dé cuenta responsablemente de los derechos y las necesidades de las personas con discapacidades ni las de nuestra población de mayor edad”, reveló en su alocución.

“Todos estos sectores vulnerables necesitan que ustedes trabajen por ellos. Como sus representantes legales, cuando sea necesario, pero también como colaboradores en un esfuerzo concertado hacia la equidad, la justicia y el respeto de la dignidad de la persona. No tan sólo para acudir a los tribunales, sino para ayudarlos a conocer sus derechos y apoderarlos para que los ejerzan efectivamente”, les exhortó para de inmediato invitarles a ofrecer servicios Pro Bono, unirse a programas de voluntariado como el de la Rama Judicial y a ofrecer asesoramiento a entidades de servicio al público y a comunidades.

“Lo que les he señalado es un deber moral y un deber ciudadano. Pero para los abogados y las abogadas es más: es un deber profesional”, afirmó al citar el Canon1 de la profesión legal que establece que – constituye una obligación fundamental de todo abogado luchar continuamente para garantizar que toda persona tenga acceso a la representación capacitada, íntegra y diligente de un miembro de la profesión legal-.

En la ceremonia de hoy prestaron juramento las aspirantes y los aspirantes que aprobaron la reválida suministrada en marzo de este año. El grupo está compuesto por 97 mujeres y 58 hombres.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.