Empresa lista para hacer presentación en vistas de marihuana medicinal

08-20-15_jose_ramos_rosaSAN JUAN  – La empresa Academic Sciences of Puerto Rico (ASPR), estará participando en el proceso de vistas públicas que realizará la próxima semana el Departamento de Salud sobre la utilización de los derivados del cannabis para tratar condiciones médicas, informó el jueves el presidente de la empresa, Roberto González.

“Nos encontramos muy complacidos de la manera en la cual ha evolucionado el proceso de estudio y discusión de cara a las vistas públicas de la próxima semana, donde nuestra empresa, no sólo tendrá una oportunidad de presentar sus propuestas para el control sobre el uso del cannabis para asuntos medicinales, pero también donde enfatizaremos la necesidad de que el Gobierno invierta en un programa vigoroso de investigación y desarrollo con el fin de establecer en la Isla las condiciones para la creación de una industria permanente en el campo de la investigación científica”, señaló el licenciado en farmacia John Reyes mediante un parte de prensa.

ASPR es una empresa creada por un grupo de profesionales de la salud este año con el propósito de trabajar, a través de una propuesta para investigar los usos de la marihuana medicinal, en alianza con la Universidad de Puerto Rico.

Para los ejecutivo de ASPR, el Gobierno de Puerto Rico tiene una oportunidad “idónea” de establecer una nueva industria, mediante el R&D, en donde científicos puertorriqueños puedan exportar a otras jurisdicciones sus conocimientos y resultados sobre este novel campo de la medicina. Este nuevo concepto tiene el potencial de generar millones de dólares para el erario, al igual que para la economía de la isla en general.

El Departamento de Salud realizará una serie de vistas públicas sobre el Reglamento que regulará el uso, posesión, cultivo, manufactura, producción, dispensación e investigación de la marihuana medicinal.

Las mismas están pautadas para el iniciar el próximo jueves, 27 de agosto, en el Salón Guillermo Arbona, localizado en el antiguo hospital psiquiátrico, dentro de los terrenos del Centro Medico de Puerto Rico.

“Nuestra propuesta enfatiza mucho el R&D porque conocemos de antemano el increíble potencial que el mismo representa, no únicamente para el Gobierno, si no también para el sector privado y, sobretodo, el paciente”, añadió.

González indicó además que ASPR promoverá en las vistas un meticuloso programa de identificación y monitoreo de la utilización de los derivados del cannabis.

“Hay que ser bien concisos en la forma de cómo se implementa el uso del cannabis. Una de las propuestas más importante que tenemos es la del monitoreo forense. Nuestra empresa cuenta con un programa computarizado único en el campo el cual nos ofrece la oportunidad de monitorear cada cultivo, de forma individual, y estudiarlo desde el invernadero hasta la aplicación y dispensación al paciente.

Luego, esta misma aplicación digital nos brinda la oportunidad de continuar monitoreando al paciente para confirmar los efectos del medicamento y evaluar la necesidad de realizar cambios al tratamiento”, continuó diciendo.

Otro aspecto que Reyes y su equipo de trabajo recalcará en las vistas públicas estriba en la incorporación del concepto del Consentimiento Informado, el cual fue impulsado esta semana por un junte de salubristas y personas afiliadas al sector de fe en Puerto Rico.

“No cabe la menor duda que el concepto del Consentimiento Informado debe ser eje central en cualquier discusión sobre el uso y aplicación del cannabis para tratar condiciones crónicas. De hecho, nuestra empresa ha trabajado con este asunto desde hace ya un tiempo. Es imperativo que se informe al paciente sobre el progreso en el tratamiento y los resultados. Sobre todo, se tiene que notificar que al final de su tratamiento no se justifica el continuar utilizando el cannabis para otros fines”, sostuvo Reyes.

El Consentimiento Informado fue avalado por profesionales de la salud de la talla del psicólogo Miguel Arrieta, analista decisional y presidente de la Fundación Movimiento Ético, así como el padre y licenciado Carlos Pérez, entre otros.

También, ASPR enfocará la necesidad apremiante de que el Departamento de Salud incorpore un programa de pruebas clínicas que permita conocer los efectos del cannabis en la población de control.

Para concluir, González y Reyes comentaron sobre la necesidad de regular quienes pueden cultivar el cannabis y la manera en la cual se realizará el proceso.

“Se tiene que desarrollar los medicamentos con un estricto control de calidad, de manera que se pueda garantizar la potencia de todos ellos. Tiene que haber controles para así evitar que se pueda adulterar la materia prima de alguna forma. Es importante que el proceso se de en un ambiente científico y regulado en todos los aspectos”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.