Directorio del PNP aprueba resoluciones sobre la crisis fiscal

logo-pnp-470-265-300x169SAN JUAN – El Directorio del Partido Nuevo Progresista (PNP) aprobó el lunes sendas resoluciones “para denunciar el mal manejo de la agenda fiscal de Puerto Rico por parte de la presente administración, y para reiterar el compromiso de la colectividad con la búsqueda de la igual como antídoto para los problemas que enfrenta la Isla”.

La primera resolución, impulsada por el presidente del PNP, Pedro Pierluisi, se aprobó “para urgir a la presente administración a llevar a cabo a la mayor brevedad posible negociaciones con nuestros acreedores dirigidas precisamente a evitar, ante todo, la posibilidad de que el Gobierno de Puerto Rico deje de cumplir con sus obligaciones”.

“Lo que hay que hacer es mejorar el clima de inversión y de creación de empleos para reactivar nuestra economía. El crecimiento económico de Puerto Rico va atado al desempeño del sector privado, que a su vez depende de la confianza que tengan inversionistas locales y extranjeros en el Gobierno y que exista un ambiente propicio para el desarrollo y crecimiento de empresas nuevas y existentes”, expresó Pierluisi al finalizar la reunión.

En la segunda resolución se estableció que “la causa principal de la crisis que enfrenta Puerto Rico es la desigualdad política y económica”.

“Los problemas económicos de Puerto Rico son estructurales y crónicos, como por ejemplo, la tasa de desempleo, la tasa de pobreza y el ingreso familiar, los cuales siempre han sido peores que los de cualquier estado”, lee la resolución.

“El Congreso rutinariamente trata a Puerto Rico peor que a los estados en programas federales como por ejemplo: Medicaid, que ofrece seguro de salud para personas de escasos recursos; Medicare, a pesar de que pagamos los impuestos federales sobre nómina que financian gran parte de este programa; el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), que asiste a los ciudadanos americanos más vulnerables; en el programa federal de nutrición Puerto Rico recibe fondos en bloque que son $450 millones menos de lo que recibiría si participara como los estados; en el crédito de impuestos por hijos a Puerto Rico se le excluye parcialmente y totalmente del crédito por ingreso del trabajo, que estimula a las personas de bajos recursos a buscar empleo; y a diferencia de los estados, Puerto Rico no puede autorizar a sus corporaciones públicas a buscar alivio bajo el Capítulo 9 del Código Federal de Quiebra, lo que afecta su viabilidad económica”, agregó Pierluisi.

La resolución exigió además a la presente administración que atienda el asunto del estatus de Puerto Rico como herramienta para el desarrollo económico y social de nuestra isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.