Destapan otro desastre en el Municipio de Guaynabo.

fotoGUAYNABO – El lamentable estado del parque recreativo de la urbanización Colinas Metropolitanas, bajo responsabilidad del Municipio de Guaynabo, generó que un grupo de vecinos de la urbanización solicitara a uno de los residentes, Ricardo ‘Richie’ Vicéns Salgado, que hiciera una denuncia pública como presidente del Partido Popular Democrático (PPD) en esta ciudad.

Vicéns Salgado presentó a la prensa en la mañana de hoy, una serie de fotografías que evidencian el grave deterioro de las instalaciones, y exhortó al alcalde Héctor O’Neill a cumplir con su obligación ministerial de mantener en condiciones óptimas las facilidades recreativas y deportivas del Municipio.

“Hoy estamos denunciando ante la prensa el abandono de las facilidades recreativas de la Urbanización Colinas Metropolitanas, donde viven 502 familias, muchas de ellas con niños y personas mayores que requieren de espacios de esparcimiento”, detalló Vicéns Salgado.

“La pista de caminar lleva años sin mantenimiento y las condiciones de la cancha de tenis por igual. Ya los niños no pueden jugar en el área porque los equipos están inservibles y sucios, con los componentes de madera ya podridos. No quiero pensar que, como esa es la urbanización donde vive el presidente del PPD en Guaynabo, haya alguna consideración partidista en este irresponsable abandono”, aseguró el líder popular. “En todo caso a quienes están perjudicando es a estas familias de todos los partidos y condiciones, y no a este servidor”.

Vicéns Salgado mencionó además que en Colinas Metropolitanas también vive Miguel A. Negrón Rivera, que es asambleísta municipal del Partido Nuevo Progresista (PNP) Guaynabo y además presidió ese cuerpo legislativo. “Me imagino que nuestro vecino Miguel podrá dar fe de las condiciones del parque, porque las fotos están ahí, aquí no estamos inventando nada, es una realidad constatable. Allí hay hasta un mural con el nombre del alcalde Héctor O’Neill, por si acaso alguen cuestione quién es responsable del parque”.

El presidente popular en Guaynabo aseveró además, que “es obvio que no hay supervisión adecuada en el Municipio de Guaynabo. Aquí hay un fallo de funciones y de prioridades. Estamos hablando de un municipio de 26.25 millas cuadradas, con 97,924 habitantes, según el Censo federal 2010 y con un ingreso municipal de $134,661,433 para el año 2013-2014, según datos de la Oficina del Contralor. Aquí el problema no es fiscal, hay buenos ingresos. El problema es de mantenimiento y de prioridades”, finalizó Vicéns Salgado.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.