Catalogan Junta de Control como ‘golpe de estado’ para facilitar “ataques al Pueblo”.

Rafael-BernabeSAN JUAN  – El portavoz del Partido del Pueblo Trabajador (PPT) Rafael Bernabe catalogó el martes, como un “golpe de estado” la creación de cualquier junta de control para poner las decisiones económicas de Puerto Rico en manos de funcionarios no electos y “facilitar así la imposición de medidas contra las clases trabajadoras y pobres del país.

Así expresó Bernabe, la oposición de su colectividad tanto a la Junta de Control Fiscal que el gobierno se propone crear como a una Junta de Control Financiero nombrada por el Congreso, tal como ha propuesto el economista Gustavo Vélez, entre otros analistas. “Ambas son medidas antidemocráticas que intentan facilitar más ataques contra la mayoría del País. Es lógico. Para poder agredir al pueblo tienen que limitar la democracia. La propuesta del gobierno es crear una Junta de Control que estaría por encima de los organismos electos por el pueblo, por encima de la legislatura y del gobernador. Esa junta no electa dictaría política presupuestaria y económica del País. El pueblo ya no podrá cambiar la política que se implanta si la considera incorrecta porque esa política estará en manos de esa junta. Quieren dar un golpe de estado silencioso. Para implementar una dictadura en otros lugares se crean juntas militares y aquí se crea esa llamada junta de control”, aseguró en un comunicado de prensa.

El profesor universitario opinó que lo mismo aplicaría en el caso de que el Congreso nombre una Junta de Control Financiero. “Lo propone el gobierno es malo y lo que proponen otros es peor, pero que esas no son nuestras únicas alternativas. Aquí pasamos de lo objetable a lo grotesco. Se afirma correctamente que nuestra clase política está en bancarrota. Se afirma que los líderes del PPD y del PNP son incapaces de gobernar responsablemente, lo cual es cierto. Pero entonces, lo único que se les ocurre no es que cambiemos esa clase política, no es que cambiemos esos partidos, sino que el Congreso nombre una junta sin participación nuestra. En el PPT insistimos en que los llamados a cambiar nuestra clase política, a cambiar los partidos que nos gobiernan, somos nosotros y nosotras quienes residimos y trabajamos en Puerto Rico. Si queremos cambiar las cosas tenemos que cambiarlas nosotros y nosotras, desde abajo, organizando nuevos partidos y organizaciones de todo tipo. Eso es lo que hace el PPT y hacen otras organizaciones”, explicó.

Bernabe afirmó que “hay una razón por la cual se quieren crear estas juntas nombradas por el Gobernador o por el Congreso: lo que quieren es tener la forma de imponer medidas contra el pueblo trabajador. Por eso hablan constantemente de ‘medidas dolorosas’. Lo que quieren decir con eso es que son medidas dolorosas para el pueblo, para los trabajadores y las trabajadoras, para las personas pobres. Se espera que los políticos electos consideren al menos un poco la opinión de la gente al tomar decisiones. Como quieren imponer esas medidas contra el pueblo que la mayoría rechaza, necesitan una junta que ni por eso tenga que preocuparse.”

El ex candidato a la gobernación recordó que “ya sabemos las medidas que se están preparando para la próxima sesión legislativa. La empresa V2A y el bufete Fiddler, en contacto con el Secretario del Trabajo, están preparando legislación para pagar menos horas extras, discriminar contra la juventud (pagando menos y negando beneficios), aumentar la precariedad del empleo (extendiendo periodos probatorios y facilitando el despido), eliminar el derecho al bono de Navidad y reducir el derecho a vacaciones, entre otras acciones regresivas. ¿A quién le va a doler esto? ¿A los patronos? Al contrario, quieren convertir a Puerto Rico en el paraíso patronal. Les preocupa que algunos legisladores no se atrevan a hacer esto y por eso quieren crear esas juntas antidemocráticas.”

El portavoz reiteró que “tenemos que rechazar esas medidas y esa junta, ya sea nombrada aquí o nombrada por el Congreso. Tenemos que ampliar, no limitar la democracia. El síndico que necesitamos es el pueblo mismo. Como hemos indicado, necesitamos una reforma gubernamental con participación laboral y ciudadana, necesitamos presupuestos participativos, necesitamos allegar recursos colocando impuestos a las megatiendas y las más grandes empresas. Para imponer el programa anti-obrero tienen que limitar la democracia. Para impulsar el nuestro hace falta más democracia.”

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.