Capturan en Connecticut fugitivo por asesinato ocurrido en Aguada

08-04-15_Kevin_Nieves_PaganSAN JUAN  – En una operación conjunta con detectives de la Policía de Connecticut y agentes adscritos a la División de Arrestos Especiales y Extradiciones de la Policía de Puerto Rico, se logró la captura de uno de dos sospechosos de asesinar a un individuo y herir un segundo sujeto presuntamente en medio de una transacción de drogas en Aguada.

De acuerdo con el teniente Luis Díaz Muñoz, el arrestado fue identificado como Kevin Nieves Cabán, de 22 años, quien desde el pasado 15 de diciembre enfrentaba una orden de arresto por el asesinato de Ángel Colón Martínez, de 41.

Se alega que la noche del asesinato, la víctima salió de su residencia en Aguadilla junto a su hijo de dos años, su hijastro de 19, y otro sujeto no identificado para encontrarse con Omar Pérez Tomasini y Nieves Cabán, con el que había concertado verse para realizar una venta de sustancias controladas.

Se desprende de la investigación, que luego del encuentro en un lugar apartado, abordaron el vehículo de los hoy acusados. Pérez Tomassini condujo el aut hasta la playa del barrio Espinal de Aguada. Se alega que estando ya en la playa, se suscitó una discusión entre Colón Martínez y los dos acusados, resultando el primero muerto a tiros.

Según la pesquisa, Nieves Cabán también disparó contra el hijastro del occiso, pero el joven sobrevivió a pesar de ser alcanzado por ocho disparos. El menor de dos años resultó ileso, al igual que la tercera persona que andaba con la víctima.

Tras cometer el homicidio, Nieves Cabán y Pérez Tomassini supuestamente robaron un kilo de cocaína y huyeron de la escena.

Nieves Pagán fue capturado mientras salía de una estación de gasolina ubicada en la ciudad de Willimantic, en el condado de Windham, en Connecticut.

Por este crimen, el fugitivo fue acusado en ausencia asesinato en primer grado, un cargo por tentativa de asesinato, y tres cargos por violar la Ley de Armas. El juez Rafael Ramos Saen, del Tribunal de Aguadilla, les impuso una fianza de $3 millones.

El Departamento de Justicia inició el proceso de traslado del acusado a Puerto Rico mediante extradición.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.