Alegan siguen dejando universitarios sin techo

20070618-torre-upr-300x193SAN JUAN  – La portavoz de la Coalición de Residentes Fabiola Mattei Ramos denunció el miércoles que la administración del Programa de Vivienda obstaculizó, una vez más, el proceso de readmisión y admisión a las residencias Torre del Norte y Resicampus.

Esto, aún cuando el rector del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Carlos Severino Valdez llegó a acuerdos con la coalición.

“La Coalición de Residentes agradece grandemente los esfuerzos del rector Severino Valdez, para garantizar los servicios de vivienda a todos los estudiantes, al extender el plazo de entrega de contratos hasta el 14 de agosto. Pero tales esfuerzos se ven estropeados con las constantes faltas administrativas que ejecuta su personal de confianza en el Decanato de Estudiantes y el Programa de Vivienda, quienes al brindar servicios a estudiantes solidarios con la causa de la Coalición, lo hacen de mala fe y con el único objetivo de hacer más difícil y oneroso el proceso”, dijo Mattei Ramos en un comunicado.

Indicó que decenas de estudiantes acudieron al Programa de Vivienda de la UPR, recinto de Río Piedras para firmar sus contratos de residencia. Alegó que un breve vistazo a la fila que no mermaba, servía para constatar que el proceso tergiversado de readmisión y admisión continúa rampante en el Decanato de Estudiantes.

“Al segundo día de firmas de contratos frente a decanos y abogados, cual si fuese una penitenciaría, muchos estudiantes manifestaron sus quejas contra el ilógico proceso. No sólo los estudiantes tienen que buscar su fiador y hacerle esperar interminables horas para firmar, sino que la administración del Decanato de Estudiantes y el Programa de Vivienda están violando los acuerdos alcanzados por la Coalición”, señaló.

Mattei Ramos dijo que entre los nuevos obstáculos, salen a relucir casos de estudiantes de readmisión que cumplen con los requisitos reglamentarios y no se les está honrando el derecho a vivienda y casos de estudiantes de admisión se están procesando como solicitudes de readmisión. Esto, sin mencionar la cantidad de alumnos de readmisión que, a seis días para que comience el semestre, aún cumpliendo con los requisitos, no han recibido su carta de aceptación.

“Un administrador a la altura de la Universidad de Puerto Rico agiliza sus canales de comunicación y notifica con tiempo a la población afectada sobre los cambios que se realizarán en los trámites y procesos de sus servicios. Lo que ha ocurrido en el Programa de Vivienda y el Decanato de Estudiantes adolece de tales principios básicos de administración y refleja incompetencia, poca calidad y lo peor de todo, falta de consistencia en su mensaje de facilitadores estudiantiles”, concluyó la portavoz de los residentes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.