Alegan reina el caos ante en escuelas reconfiguradas

Federacion de maestrosSAN JUAN  – La presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), Mercedes Martínez alegó el jueves que según habían denunciado, el semestre escolar inició de manera desastrosa para cientos de estudiantes que asisten a escuelas con niveles reconfigurados.

“La Federación de Maestros de Puerto Rico, junto a madres y padres de la reconfiguración de grados estuvieron batallando todo el verano contra este atropello. Realizaron protestas en la Región, el Capitolio, la Fortaleza, el Departamento de Educación, llevaron más de 2,000 firmas de padres impugnando y llevaron carta abierta a los legisladores buscando detener este abuso”, recordó Martínez en declaraciones escritas.

No obstante, dijo que en la escuela José Severo Quiñones de Carolina, reconfigurada de kínder a octavo, no habían nombrado a los maestros de séptimo y octavo, grados que fueron añadidos a este plantel. Por esta razón, no tuvieron clase. Tampoco tienen salones suficientes para atender a esa nueva matrícula, por lo que se encuentran a espera de vagones.

“La situación se repite en la Escuela Quebrada Arenas de Toa Alta, reconfigurada de sexto a octavo, donde faltan cinco maestros por nombrar para sexto grado, de seis cursos que se supone tomen. Esto ha generado que los estudiantes pasen largas horas en el patio escolar. Una de las madres contra la reconfiguración de grados de la Región de Bayamón, acudió a Recursos Humanos de la Región, donde se le informó que una vez los puestos sean aprobados, los maestros serán nombrados. Por tanto, el secretario reconfiguró y ¿no pidió la aprobación de plazas?”, cuestionó Martínez.

Mientras, señaló que en la escuela superior Francisco Oller de Cataño, han dividido salones para poder atender grupos y el espacio provisto es sumamente pequeño. Además, alegó que el miércoles la Región Educativa declaró excedentes a educadores de las escuelas John F. Kennedy y Lorencita Ramírez de Arellano, de Toa Baja por la “baja” de matrícula.

“Lo que no dice el Departamento, es que la misma bajó a raíz de la reconfiguración y el eliminar el sexto grado de nivel elemental. A consecuencia de esta declaratoria abusiva de excedentes, educadores que permanecen en ambas escuelas tendrán que atender grados distintos a los asignados a inicios de esta semana y unirán grupos de estudiantes, creando hacinamiento e imposibilitando la enseñanza individualizada”, dijo.

Precisó que entre las clases eliminadas con esta declaratoria de excedentes, se encuentra la plaza de Salud en la Escuela John F. Kennedy. Estos educadores mal declarado excedentes, ya habían acondicionado sus salones ante el inicio de curso escolar, preparado materiales, planificado para estar organizados y ahora tendrán que empezar en cero, luego de acudir a sus antiguos planteles a recoger sus pertenencias.

Mientras tanto, la líder magisterial alegó que la historia del hacinamiento se repite escuela por escuela a nivel superior, al haber añadido el noveno grado en los diferentes planteles del país, sin contar con salones habilitados para recibir dicha matrícula de estudiantes. Este ha sido el caso de la Escuela Rexville Superior, Miguel Meléndez Muñoz, Nicolás Sevilla, Abelardo Díaz Alfaro, entre otros. A su vez, al pasar por los planteles se pueden observar grupos de alumnos merodeando los pasillos, ante la falta de nombramiento de maestros.

Martínez reiteró la invitación a que maestros y la comunidad escolar se unan a una marcha el domingo, 23 de agosto a la 1:00 de la tarde desde la Plaza Colón hasta la Fortaleza.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.