Supremo destituye juez referido por exsuperintendente de la Policía

tribunal-supremo1-300x200311SAN JUAN  – El Tribunal Supremo ordenó el jueves, la destitución del juez Federico Quiñones Artau por actuaciones que “se apartaron de los principios básicos que establecen los cánones de ética judicial” mientras se desempeñaba como juez superior en Arecibo.

Quiñones Artau enfrentó ocho cargos disciplinarios por supuestas actuaciones parcializadas, medidas punitivas desproporcionadas, conducta prejuiciada contra agentes de la División de Drogas y Armas, e interferencia indebida, entre otros.

El juez, fue asignado en 2008 al Centro Judicial de Arecibo como juez de una sala criminal dedicada a la vista preliminar donde permaneció alrededor de 15 meses.

El pasado 6 de marzo de 2015 la Comisión de Disciplina Judicial preparó un Informe en el que recomienda al Tribunal Supremo la destitución del juez Federico Quiñones Artau de su cargo como Juez Superior a raíz de una querella presentada por la Oficina de Asuntos Legales de la Oficina de Administración de los Tribunales.

Según las Reglas de Disciplina Judicial, el juez Quiñones Artau puede solicitar reconsideración de esta determinación ante la Comisión de Disciplina Judicial. Luego del periodo de reconsideración, la Comisión presentará su Informe a la consideración del Tribunal Supremo para la determinación final sobre este asunto.

Según la querella, para el 18 de octubre de 2013, la jueza administradora de los Tribunales, Sonia Ivette Vélez Colón presentó ante la Comisión de Disciplina Judicial un informe de Investigación como consecuencia de tres quejas presentadas por el sargento Víctor Quiñones Ortiz, el entonces superintendente de la Policía, Héctor Pesquera y el señor Francisco Valdés Pérez.

Entre las querellas, se destaca que el juez Quiñones incurrió en conducta incompatible con los deberes de su cargo. Demostró severidad excesiva contra el querellante Valdés Pérez a quien encarceló por diez días e imponerle una fianza de 10 mil dólares sin derecho al diez por ciento de fianza, desproporcional a la falta cometida.

Otro cargo, con el mismo querellante, para el 8 de febrero de 2012, en medio de una vista, no se le permitió su derecho constitucional al debido proceso de ley cuando el juez superior Quiñones no le permitió dirigirse al Tribunal.

Otras querellas contra el juez Quiñones estriban en la falta de imparcialidad contra agentes de la Policía de Puerto Rico. Amenazar a fiscales y policías con encarcelarlos, entre otras querellas.

El juez Quiñones juramentó al cargo de Juez Superior el 18 de octubre de 2007 en la Región de Arecibo y fue reasignado en el 2010 a una sala civil en el Centro Judicial de Bayamón.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.