Se mantiene igual el patrón de sequía en la isla

3bbc9_sequia-puerto-ricoSAN JUAN  – El informe del Monitor de Sequía de Estados Unidos divulgado el jueves, indica que cuatro municipios del centro y este de la isla se mantienen en condiciones de sequía extrema, mientras que el resto de los municipios de la isla siguen en sequía moderada o en un patrón anormalmente seco.

El informe de la entidad federal señala que los cuatro municipios en sequía extrema son Juncos, Gurabo, Caguas y San Lorenzo y que se trata de 0.85 por ciento del territorio. Un total de 2 millones 364 mil 147 habitantes en la isla están afectados por las condiciones de sequía.

De acuerdo con el Monitor, una veintena de municipios de la zona central, este y sureste de Puerto Rico están en sequía severa para un 18.82 por ciento del territorio. Otra treintena de municipios de la porción este y noreste de la isla, incluyendo Vieques, están en sequía moderada para un 44.87 por ciento del territorio.

Sobre los municipios del oeste que enfrentan un patrón anormalmente seco, los datos del Monitor indican que se trata de 77.32 por ciento del territorio. Solamente algunos ayuntamientos del centro, oeste y suroeste no sufren condiciones secas. Los únicos pueblos que están fuera de estas condiciones son Maricao, Las Marías, Villalba, Adjuntas y Culebra.

De otra parte, el informe de monitoreo diario de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), indica que el embalse Carraízo está en 35.61 metros y que redujo 0.09 metros. La Plata está en 38.08 metros con una reducción de 0.02 metros. Por otro lado, Cidra presenta un nivel de 399.72 metros con una baja de 0.01 metros. Patillas se encuentra en 63.29 metros con una reducción de 0.04 metros.

Por otro lado, los datos de la AAA señalan que Toa Vaca, Carite, Fajardo, Guajataca y el Río Blanco siguen en nivel de observación. Caonillas y Cerrillos continúan en nivel de seguridad.

El jueves pasado, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), advirtió a nivel mundial que el fenómeno oceánico atmosférico de El Niño podrían prevalecer hasta el 2016, según trascendió en informes periodísticos. Este fenómeno supone condiciones secas en el verano y lluvias en el invierno.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.