Reportan varios rescates en festividades del 4 de julio

FURA_PRPDSAN JUAN  – El personal de la Unidad de Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) de la Policía realizó seis rescates marítimos en diferentes playas de la Isla durante las festividades del 4 de julio.

Según las autoridades, uno de los recates ocurrió en el Área del Faro en Cabo Rojo, donde a eso de las 10:50 de la mañana seis adultos quedaron a la deriva cuando la embarcación de 24 pies de eslora sufrió desperfectos mecánicos. Todas las personas fueron rescatadas por la Unidad de Marítima de Boquerón y llevadas a puerto seguro en condición estable.

En incidentes separados, siete personas entre ellos un menor de tres años, quedaron desorientados cuando los kayaks en los que iban se viraron. Los perjudicados realizaron una llamada al Sistema de Emergencias a eso de las 2:20 de la tarde e indicaron como punto de referencia el aerostato. Inmediatamente la Unidad Aérea de la Policía los localizó y los rescató en el embarcadero del área de Ponce. Luego los llevaron a puesto seguro en buen estado de salud.

Por otra parte, la Uniformada indicó que una pareja, también fue rescatada a eso de las 3:30 de la tarde cuando las motoras acuáticas en las viajaban sufriera desperfectos mecánicos y quedaran a la deriva muy cerca de Caja de Muerto. La pareja fue rescatada por la Unidad Aérea de la Policía en buen estado de salud.

Mientras tanto, a las 4:30 de la tarde, la Unidad de Buzos de la Policía realizaba su patrullaje preventivo en la Cobra 50 por el balneario de Isla Verde, cuando avistaron a dos personas que se les viró su motora acuática a media milla de la orilla. Éstos fueron rescatados en buen estado de salud.

Por otro lado, las autoridades indicaron que en el área de Culebra dos hombres sufrieron desperfectos mecánicos con sus motoras acuáticas y quedaron a la deriva. Fueron rescatados inmediatamente por agentes de la Cobra 31 quienes los llevaron a puerto seguro.

Mientras, en el área de las Cabezas de San Juan en Fajardo se rescató a Juan De Jesús Mateo, vigilante de Recursos Naturales de Ceiba a quien se le viró su motora acuática mientras realizaba un patrullaje. El hombre sufrió hematomas en el accidente, pero fue llevado a puerto seguro en buen estado de salud.

Por otra parte, una joven de 17 años sufrió fractura en la cadera cuando se lanzó a 80 pies de altura en un área conocida como Charco Azul, en la jurisdicción de Aibonito. La joven participaba junto a familiares en una excursión al Cañón de San Cristóbal cuando voluntariamente decidió saltar al río. La adolescente quedó inmóvil, pero consciente, hasta que fue socorrida por las unidades de rescate y llevada al Hospital Menonita, en Aibonito en condición estable.

Los agentes mantuvieron un patrullaje intenso por aire, mar y tierra sin reportar incidentes lamentables, pese a que las condiciones del mar no eran las mejores para los operadores embarcaciones pequeñas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.