PNP reclama salida de Melba Acosta y pide auditoría en el BGF

¿Se debe disciplinar a quién  expresa libremente su manera de pensar o sentir?

¿Se debe disciplinar a quién expresa libremente su manera de pensar o sentir?

EL CAPITOLIO  – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, junto al portavoz de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, Waldemar Quiles Rodríguez, reclamaron la salida inmediata de la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BFG), Melba Acosta.

Los legisladores novoprogresistas exigieron además que se auditen todas las finanzas del BFG, enfatizando las transacciones realizadas bajo la presidencia de Acosta.

“Es hora de que este fallido experimento de haber colocado a Melba Acosta al frente de las finanzas gubernamentales, como la principal oficial financiera del gobierno, termine ya. El gobierno de Puerto Rico jamás había incumplido en una de sus obligaciones hasta que esta funcionaria, burlándose hasta de los propios legisladores del Partido Popular Democrático, su partido, decidió no pagar unos 94 millones de dólares a los bonistas de una de sus subsidiarias, la Corporación para el Financiamiento Público, a pesar que los fondos estaban asignados para ese pago. Esta señora está gobernando por decreto, yendo en contra de las propias leyes. En Puerto Rico no podrá haber ninguna recuperación económica mientras esta funcionaria este en el gobierno”, dijo Aponte Hernández en un comunicado.

Por su parte, Quiles Rodríguez alegó que la titular del BGF tiene un “buen documentado récord de tomar dinero prestado, sin fuentes de repago y sin pensar en las consecuencias futuras, para acciones de índole político partidista”.

“Esta es la misma funcionaria que en el 2003, bajo la exgobernadora Sila Calderón, pidió un préstamo de 200 millones de dólares para cuadrar el presupuesto. En el 2004, fue a la Legislatura para pedir otro préstamo, esta vez de 500 millones, alegadamente para cuadrar el presupuesto de ese año fiscal, y en vez de hacerlo, utilizó el dinero para sufragar un aumento a empleados públicos con la única motivación de influenciar las elecciones de ese año. Sin mencionar lo que ha hecho bajo esta administración. En el 2013-14 sobrestimó los recaudos en 500 millones y en el presupuesto para el año fiscal pasado (2014-15), su descuadre fue de sobre 700 millones. Ella es una de las principales arquitectas de este histórico desastre fiscal, es hora que se tomen acciones para que esta funcionaria salga del gobierno”, adujo el representante por Utuado, Lares, Adjuntas y Jayuya.

El veterano representante exigió una auditoría completa del BFG, sobretodo, de las transacciones aprobadas por Acosta, incluyendo autorizaciones de préstamos, líneas de crédito y desembolsos, entre otros.

Según Aponte Hernández, “el historial de fracasos en la gestión financiera de esta funcionaria no sólo ha sido en el gobierno estatal. Sus mentiras sobre los recaudos inflados llevaron también al municipio de San Juan a su peor momento fiscal. Cuando la ahora presidenta del BFG se fue de ahí, dejó las arcas municipales en rojo por la friolera de sobre 70 millones de dólares en déficit. Esa es la verdad. En el sector privado ya sabemos lo que ocurrió con el banco RG”.

“Un informe de ‘material loss review’, o auditoría, que realizó la Oficina del Inspector General de la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) en el caso de RG, concluyó que el banco y cito, ‘fracasó primordialmente porque su Junta y gerencia no proveyeron supervisión efectiva de la institución y fallaron en reaccionar de manera puntual a las deterioradas condiciones económicas en Puerto Rico”, alegó Aponte Hernández.

“Como Vicepresidenta y Principal Oficial Financiero del Banco RG, fue señalada por una auditoría federal como una de las responsables de la quiebra del banco (“falta de prácticas de monitoreo en el área de administración de crédito”), y fue codemandada por el Bank Holding Companies en el Tribunal de Quiebras, por un “alegado patrón de fraude”. Esa es la realidad, la cual es muy similar, por no decir exacta, a lo que ha hecho en el servicio público, como directora de finanzas del municipio de San Juan, directora de OGP, como secretaria de Hacienda y ahora como presidenta del BGF; acción que ha conducido a que por primera vez en nuestra historia se haya violado la Constitución al no emitir el pago de una deuda aun cuando la Constitución obliga y los dineros estaban consignados en presupuesto”, concluyó el expresidente cameral.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.