Pierluisi reitera ante Congreso estatus origina crisis en la isla

WASHINGTON DC  – El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, tomó el miércoles un turno en el Hemiciclo de la Cámara de Representantes federal para dar un mensaje en el que reiteró que pedro-pierluisi-470+265-300x169111el estatus territorial de Puerto Rico es el origen de la crisis que enfrenta la isla y exigió que se le otorgue a los puertorriqueños la estadidad, con los mismos derechos y responsabilidades que a los demás ciudadanos americanos en los estados.

“Si el público americano está bajo la impresión de que Puerto Rico es el único culpable de esta crisis, está equivocado”, dijo Pierluisi a sus colegas en la Cámara federal.

El funcionario puntualizó que “el origen del problema en Puerto Rico no está en su gente, talentosa y muy trabajadora. No está en que nuestros líderes políticos -que no son ni mejor ni peor que sus contrapartes en otras jurisdicciones americanas- a veces también prometen de más y cumplen de menos. La causa fundamental del problema es nuestro estatus político, que ha creado un sistema que hace que sea extremadamente difícil tener éxito, y que sea excepcionalmente fácil fracasar”.

De otra parte, el comisionado residente dijo que la crisis que enfrenta Puerto Rico es real y debe ser confrontada con compostura, competencia y franqueza.

“Con este fin, quiero hacer hincapié en una simple verdad que es pasada por alto con demasiada frecuencia. A saber, los retos que enfrentamos son de carácter estructural y por lo tanto requieren soluciones estructurales, tanto a nivel de Puerto Rico como a nivel federal”, dijo el comisionado residente, quien puntualizó que la “auto-evaluación y la autocrítica honestas son esenciales, pero no pueden estar limitadas a Puerto Rico”.

En su mensaje, Pierluisi hizo alusión a la reciente vista pública de la Subcomisión de Asuntos Indígenas, Insulares y Nativos de Alaska de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, y destacó que en la misma se enfatizó que aunque hay más ciudadanos americanos en Puerto Rico que en 21 estados y sirven en el ejército en grandes números, no pueden votar por el presidente o los senadores y sólo tienen un delegado sin derecho a voto en la Cámara federal.

Además, el comisionado destacó el hecho de que, como territorio, Puerto Rico puede y es a menudo tratado peor que los estados en virtud de programas federales, como Medicaid y el Capítulo 9 del Código de Quiebras federal, y por lo tanto, está privado de apoyo económico crítico.

“Para compensar el déficit de fondos federales el gobierno de Puerto Rico ha tomado prestado en gran medida, lo que ayuda a explicar por qué tiene una deuda excesiva. En los últimos años, 250,000 residentes de la isla se han trasladado a los estados y estos números continúan creciendo. Una vez llegan a los estados, estos puertorriqueños tienen derecho a voz y voto y la igualdad bajo la ley de los derechos que se les niega en Puerto Rico. Esta es una situación intolerable. Mis constituyentes han tolerado esta injusticia por suficiente tiempo y no lo van a tolerar más. Votaron por la estadidad en un referéndum local en el 2012, y votarán por la estadidad de nuevo, en un número aún mayor, en un referéndum federal en el año 2017”, dijo Pierluisi.

En su mensaje durante la sesión de la Cámara de Representantes federal, Pierluisi también explicó que a raíz del mensaje que emitió el gobernador la semana pasada el valor de las acciones de los bancos locales se desplomaron entre un 10 y un 15 por ciento, los bonos de Puerto Rico se vendieron a descuentos históricos, y que las casas acreditadoras degradaron aún más el crédito del gobierno.

“El gobernador anunció recientemente que Puerto Rico no puede pagar todas sus deudas. Los comentarios del gobernador no fueron constructivos porque carecieron de precisión. La deuda total de Puerto Rico es de aproximadamente 72 mil millones de dólares, y la estructura de la misma es compleja. Alrededor de 17 entidades en Puerto Rico emiten bonos, desde el gobierno local hasta diversas corporaciones públicas. Los términos, la fuente de repago y el nivel de protección legal para cada bono varían. Por ejemplo, los bonos emitidos por el gobierno tienen pago prioritario bajo la constitución de Puerto Rico, la cual fue autorizada y aprobada por el Congreso. En consecuencia, cuando el gobernador afirmó que Puerto Rico no puede pagar sus deudas, la naturaleza generalizada de sus comentarios generó muchas preguntas, proveyó pocas respuestas y provocó mucha ansiedad”, señaló.

Según el comisionado residente, es imperativo que haya más disciplina por parte del gobierno de Puerto Rico y dijo que el problema no es la planificación, es la ejecución.

“Mi mensaje a mis colegas es este: si ustedes nos dan los mismos derechos y responsabilidades que a nuestros conciudadanos americanos y nos dejan avanzar o fracasar por nuestros méritos, nos levantaremos. Pero si continúan tratándonos como ciudadanos de segunda clase, no pretendan estar sorprendidos cuando caemos”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.