Pierluisi: “Falta de capacidad y voluntad de García Padilla para negociar con bonistas y evitar el impago”.

pedro-pierluisi-470+265-300x16911SAN JUAN – El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP) y comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, denunció el jueves, la “falta de capacidad y voluntad” de la administración de Alejandro García Padilla para negociar con los acreedores de las instrumentalidades del Gobierno de Puerto Rico a fin de establecer nuevos términos para el repago de sus deudas.

Pierluisi denunció, además, que “lo que se percibe es que hay una estrategia para llevar al Gobierno al impago, o incumplimiento de sus obligaciones, lo que advirtió sería devastador para Puerto Rico”.

“Lo que hemos visto en los pasados meses es una total incapacidad y hasta una falta de voluntad de negociar de buena fe con los acreedores de nuestras principales corporaciones públicas, en la medida en que sea necesario, para reestructurar los términos de sus respectivas deudas. Aquí lo que se percibe es que hay una estrategia, posiblemente diseñada por asesores con intereses creados, para llevar primero al Gobierno de Puerto Rico a una situación de impago, o sea, incumplimiento con nuestras obligaciones, y entonces tratar de reestructurar la totalidad de la deuda pública en circunstancias que ellos entienden serían más desventajosas para los bonistas”, señaló Pierlusi en un parte de prensa.

“Además, al dejar de pagar las deudas, como por ejemplo, la de la Corporación para el Financiamiento Público (PFC, por sus siglas in inglés) que vence el primero de agosto, es claro que los funcionarios del gobierno actual se disponen a gastar en otras cosas el dinero que está reservado para el pago de principal e intereses durante este año fiscal. Sin embargo, tengo que decir que esa es una estrategia totalmente equivocada y desenfocada. De hecho, va a ser desastrosa para Puerto Rico porque va a resultar en una avalancha de costosos litigios y va a acabar de eliminar cualquier credibilidad que le pueda quedar al Gobierno”, señaló Pierluisi.

El comisionado residente dio como ejemplo las deudas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

“El mejor ejemplo es la AEE. Próximamente se cumple un año de que la Autoridad dejó de pagar algunas de sus deudas y está operando bajo un acuerdo de indulgencia con sus acreedores. Llevan un año pa’tras y pa’lante, gastando millones de dólares en firmas de asesores, y no acaban de llegar a un acuerdo sobre nuevos términos para el pago de su deuda. Hace rato que esa negociación pudo y debió haber terminado. Y tengo que preguntar ¿dónde está el Gobernador? ¿Por qué es que no ha ejercido su liderato para acabar de llegar a un acuerdo con respecto a la deuda de la AEE?”, denunció Pierluisi.

“En el BGF tienen una situación similar. Es absolutamente vergonzoso que la presidenta del BGF no pueda decir si va a cumplir o no con las obligaciones que le vencen próximamente. ¿Alguien de verdad se puede creer eso, sobre todo cuando en los pasados días se ha evidenciado que el dinero para el pago que hay que hacer el 1ro de agosto correspondiente a la PFC, por ejemplo, está disponible? Aquí lo que se está evidenciando es una falta de voluntad y casi una intención expresa de forzar una situación de impago. Alguien les ha vendido la teoría de que el impago, por un lado les va a liberar dinero para poder gastarlo en otras cosas el resto del año y por otro van a poder obtener mejores resultados de cualquier negociación futura con los bonistas, pues el valor de nuestros bonos va a caer sustancialmente. Eso es una estrategia completamente desenfocada y desacertada, pues el buen nombre de Puerto Rico va a quedar empañado por años”, denunció el presidente del PNP.

“Aquí lo que hay que hacer es llevar a cabo negociaciones con nuestros acreedores dirigidas precisamente a evitar, ante todo, la posibilidad de que el Gobierno de Puerto Rico deje de cumplir con sus obligaciones. El Gobernador y su equipo fiscal tienen que hacer todo lo posible para evitar eso. Y evidentemente no lo están haciendo. Al contrario, nos están llevando adrede a una situación que será desastrosa para nuestra economía y perjudicial para todos los puertorriqueños”, concluyó Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.