Pierluisi exige acción inmediata a AGP para evitar impago en agosto

112_rc_pr_pierluisi_pedroSAN JUAN  – El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP) y comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, tronó el domingo contra la administración de Alejandro García Padilla por supuestamente permitir que Puerto Rico cayera en un impago de sus obligaciones por primera vez en su historia y exigió acción inmediata para evitar un nuevo incumplimiento el primero de agosto.

“Lo que vimos esta semana no tiene precedente. Por primera vez en su historia, Puerto Rico se encamina a no pagar sus obligaciones y eso es devastador para el buen nombre y la credibilidad de nuestro Pueblo ante el mundo. Sin embargo, el Gobernador está a tiempo de minimizar el daño, tomando acción ahora para que Puerto Rico cumpla con los pagos que tiene que hacer el 1ro de agosto”, dijo el Presidente del PNP en un comunicado de prensa.

Indicó que el pasado 15 de julio, el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) tenía que haber depositado con el “trustee” – o fideicomisario- de los bonos de la Corporación para el Financiamiento Público, una corporación pública adscrita al BGF, 93.7 millones de dólares correspondientes al principal e intereses de esos bonos que vencen el próximo primero de agosto. El día antes, la presidenta del BGF, Melba Acosta, anunció a los mercados que la Legislatura no había hecho la asignación presupuestaria correspondiente para hacer el pago, y por lo tanto el BGF no haría el depósito.

Según Pierluisi, aunque no haber hecho el depósito en el “trustee” puede haber constituido un “impago técnico”, Puerto Rico estaría aún a tiempo de hacer el pago que vence el primero de agosto y con ello evitar que se desencadene el gran descrédito que resultaría si Puerto Rico unilateralmente deja de pagar alguna de sus deudas.

Durante la semana trascendió que la Legislatura sí asignó dinero para pagar esa y otras deudas, pero lo hizo mediante la creación en ley de un fondo, al cual el BGF puede acceder pidiéndole permiso a la Legislatura. Actualmente la Legislatura está en receso hasta el 17 de agosto.

“Lo que verdaderamente no tiene nombre es que este virtual impago no se debe a que no haya dinero, o que no está asignado—ni siquiera a otra improvisación más a las cuales nos tiene acostumbrados esta administración—sino a una garata entre la gerencia del BGF y la mayoría del Partido Popular en la Legislatura. Están jugando con la credibilidad y el buen nombre de Puerto Rico en el momento en que Puerto Rico más necesita demostrar madurez y experiencia en el manejo de estos asuntos tan delicados”, dijo Pierluisi.

“Esto es bien sencillo. Si el gobernador García Padilla de verdad quisiera ejercer su liderato para resolver este asunto, todo lo que tiene que hacer es convocar una sesión extraordinaria de la Legislatura para considerar este asunto que se puede despachar en pocas horas, que la Legislatura apruebe la resolución que corresponda y que el BGF cumpla con los pagos que vencen el 1ro de agosto. Eso sí que enviaría una señal positiva a los mercados de que la administración todavía tiene la intención de atender este asunto de la deuda de manera seria y responsable. Por el contrario, de no hacerlo, el mismo Gobernador le estará reiterando al mundo entero que su administración, en efecto, no piensa cumplir con sus obligaciones”, apuntó Pierluisi.

El funcionario dijo que según cálculos de la industria financiera, más del 40 por ciento de los bonos de la PFC pudieran estar en manos de puertorriqueños residentes en la isla, muchos de los cuales cuentan con los intereses de esas inversiones como complemento a lo que reciben del Seguro Social para poder vivir. Pero el impacto va más allá de no recibir intereses, ya que el valor de esos bonos ha seguido en picada al punto de que han perdido cerca del 80 por ciento de su valor.

“Aparte de poner en entredicho la credibilidad y el buen nombre de Puerto Rico ante el mundo, este caso en particular atenta de manera cruel contra la estabilidad financiera y emocional de uno de los sectores más vulnerables de nuestra población, nuestros retirados. Puertorriqueños que han trabajado toda una vida, y que con el sudor de su frente se han ganado sus ingresos y han hecho sacrificios para ahorrar e invertir en Puerto Rico no merecen sufrir otro embate por culpa de la incapacidad e irresponsabilidad de esta administración. Y para colmo que les digan que ellos debían haber sabido que esos bonos no tenían garantía. Eso es una crueldad y una irresponsabilidad”, señaló Pierluisi al hacerle un llamado al gobernador para que reevalúe su equipo económico.

“El gobernador en reiteradas ocasiones durante su administración ha hecho mención de la obligación moral que tiene Puerto Rico de cumplir sus obligaciones y que Puerto Rico no incumpliría. De repente, vemos un cambio de rumbo dramático durante las pasadas semanas, que pone en evidencia lo perdida que está esta administración y la importancia de que quien dirija nuestro futuro sea una persona con experiencia y madurez. El Gobernador García Padilla debe controlar a su equipo fiscal y su legislatura y enfocarse en el norte que debemos tener todos de mantener el nombre de Puerto Rico en alto. Y si existen personas dentro de su equipo que están perjudicando nuestro nombre y credibilidad, es hora de removerlas de sus puestos. El gobernador debe dejar de echar culpas y debe asumir su responsabilidad. La incertidumbre, inestabilidad y falta de credibilidad que venimos sufriendo desde hace meses, es su responsabilidad y solo suya”, expresó el presidente de la Palma.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.