MUS hace un llamado a reclamar derecho a la soberanía política

MUSSAN JUAN – La presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS), María de Lourdes Guzmán, enfatizó el jueves en la necesidad de exigir de los gobernantes que tengan la voluntad de procurar la solución con urgencia del problema del status político de la isla.

Esto, luego de la reciente decisión del Tribunal de Circuito de Apelaciones de Boston, que reafirmó la inconstitucionalidad de la llamada “Ley de quiebra criolla”, y que según Guzmán, puso de manifiesto de manera muy cruda, la relación de subordinación política que vive Puerto Rico bajo el Estado Libre Asociado (ELA).

“Tras la determinación del Tribunal de Circuito de Apelaciones de Boston, se pone al descubierto, una vez más, la relación de subordinación a la que está sometido nuestro país frente a los Estados Unidos. Los populares llevan décadas vendiéndole a nuestro pueblo la idea de una supuesta relación de asociación con los Estados Unidos, lo que resulta ser un engaño, una falacia”, expresó Guzmán en un comunicado de prensa.

Según la presidenta del MUS, los Estados Unidos no solo son directamente responsables de la debacle fiscal que experimenta el país, sino que “de manera desdeñosa”, impiden buscarle solución.

“La decisión del Tribunal de Circuito de Apelaciones expresa, sin contemplación, que las actuaciones del gobierno de Puerto Rico al aprobar una ley de quiebra, atentan contra el poder plenario del Congreso bajo la cláusula territorial. Así, se desenmascara nuevamente, la humillante relación colonial existente entre Puerto Rico y los Estados Unidos, relación que el gobierno del Partido Popular Democrático (PPD) patrocina con complacencia. Mas, en vez de demostrar su indignación ante esta decisión judicial, los líderes políticos del PPD asumen una postura de sumisión, reclamándole lastimosamente, al gobierno federal que nos trate ‘con igualdad’”, expresó.

La activista soberanista señaló además que los líderes populares tienen mucho que aprender de los líderes del gobierno griego, quienes en defensa de los intereses de su pueblo, supieron enfrentarse con valentía a las exigencias de los acreedores y a los chantajes de representantes de la comunidad europea que pretendían acorralarlos. Sostuvo que mientras esos líderes dan una muestra de dignidad y arrojo, “la clase política en la isla se repliega ante el poder imperial que hoy da la espalda”.

“Es hora de levantarnos y reclamar nuestro derecho inalienable a la soberanía política. La colonia tiene las manos atadas”, concluyó Guzmán.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.