Mayores las complicaciones cardíacas en pacientes oncológicos

shutterstock_242452624-680x365_cMSP Noticias – Los pacientes con cáncer podrían tener un riesgo mayor de complicaciones en el corazón debido a los efectos secundarios de la quimioterapia o por condiciones cardíacas de base, según explicó a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) www.medicinaysaludpublica.com el cardiólogo puertorriqueño Juan Carlos López Mattei, quien tiene su práctica en el estado de Texas.

El doctor López Mattei tiene una subespecialidad en Imágenes Cardiovasculares, Ecocardiografía Avanzada, Medicina Nuclear, MRI y CT Scan cardíacos y es facultativo de Cardiología de University of Texas MD Ardenson Cancer Center, institución destacada atendiendo a pacientes de cáncer con complicaciones cardíacas en los Estados Unidos. Su carrera en medicina comenzó en la Ponce Health Science University y es parte de la Sociedad de Cardiología de Puerto Rico.

Hoy día el cáncer y las enfermedades cardiovasculares son las enfermedades de mayor mortalidad en Puerto Rico.

“El problema de los tratamientos contra el cáncer es que hay ciertos tipos de quimioterapia cardiotóxicas, como lo son las de cáncer de seno, leucemia y sarcomas. No solo es que el corazón se ponga débil, es que hay ciertas quimioterapias que causan arritmias, hipertensión, entre otros. Por eso es bien importante evaluar al paciente antes de cualquier tratamiento y más si tienen dos factores de riesgos cardiovasculares como la diabetes o historial familiar por muertes a causa de enfermedades cardiovasculares”, explicó el doctor.

“Uno tiene que tener en mente qué tipo de tratamiento el paciente va a recibir. Ya sea quimioterapia, radioterapia o una combinación de ambas. Se ha visto que los pacientes que ya tienen riesgos cardiovasculares con cáncer tienen complicaciones luego de la terapia o durante la terapia. Los oncólogos también saben que hay ciertas terapias que pueden afectar al corazón y por eso es bien importante que el paciente con cáncer sea evaluado por un cardiólogo”, sentenció.

De paso, el doctor López Mattei manifestó que en los Estados Unidos se está desarrollando una colaboración estrecha entre oncólogos y cardiólogos, quienes mediante la cardio-oncología brindan una evaluación más completa a este tipo de paciente y de paso, su tratamiento es uno integrado.

“Los pacientes con cáncer ya de por sí tienen mayores riesgos de complicaciones cardiovasculares. Estos pacientes, y más los que reciben radioterapia en el tórax (área del pecho), tienen unos riesgos mucho más altos de desarrollar enfermedades coronarias. Las complicaciones pueden desarrollarse entre cinco y 10 años después de la radioterapia”, apuntó.

“Estos pacientes hay que luego de la evaluación de un cardiólogo de base, monitorearlos porque la cardio toxicidad puede desarrollarse tarde también. Lamentablemente no hay estrategias buenas para prevenir la cardio toxicidad”, finiquitó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.