José Aponte “advierte” a Víctor Suárez inicio participación PNP en elaboración de plan fiscal a cinco años “no fue como se había acordado”.

¿Se debe disciplinar a quién  expresa libremente su manera de pensar o sentir?

¿Se debe disciplinar a quién expresa libremente su manera de pensar o sentir?

SAN JUAN  — El secretario general del Partido Nuevo Progresista (PNP) y portavoz del grupo de trabajo en el esfuerzo de elaboración de un plan fiscal a cinco años, José Aponte, le escribió al secretario de la Gobernación Víctor Suárez el miércoles para “advertirle” que el inicio del proceso de participación del grupo representativo de la colectividad “no se ajusta a lo que su presidente Pedro Pierluisi acordó con el gobernador”.

Sostuvo que en su carta a Suárez, Aponte da cuenta de que al llegar a la primera reunión a la que fue citado el grupo de trabajo del PNP, se percató de que ya se han llevado a cabo múltiples reuniones, que hay un sinnúmero de otras reuniones en calendario que no cuentan con la participación del grupo designado por Pierluisi y que inclusive ya se han elaborado documentos que delinean un plan de acción sin haber contado con su participación.

“Para nuestra sorpresa, a pesar de que nuestro presidente, Pedro Pierluisi le pidió a usted mediante carta del 13 de julio un itinerario de trabajo, al llegar a la primera reunión se nos informó que múltiples reuniones ya se habían llevado a cabo, y que muchas otras se estarían llevando a cabo de hoy en adelante sin oportunidad de que nosotros estemos presentes en ellas. Además, se nos proveyó un documento de trabajo en el cual ya se delinean muchas iniciativas y reformas que no hemos podido examinar, ni tenemos la información de trasfondo para poder evaluarlas en detalle”, señaló Aponte en un comunicado de prensa.

El secretario general del PNP reiteró la disposición de su partido y su presidente, Pedro Pierluisi, de colaborar con la administración en la elaboración de un documento de plan fiscal a largo plazo y confirmó que revisarán los documentos que hasta ahora han compartido con el grupo de trabajo del PNP.

Advirtió, sin embargo que, “temo que en la medida en que nuestra participación sea así de restringida, no podremos ser efectivos a la hora de contribuir. Necesitamos mayor acceso a la información de la cual emanan las propuestas y requerimos la oportunidad de discutir si las mismas son aceptables o no a corto y a largo plazo para Puerto Rico… El equipo del PNP espera que podamos aclarar el proceso en ánimo de continuar participando de esta iniciativa”, concluyó Aponte.

Por su parte, la portavoz PNP en la Cámara de Representantes y miembro del grupo de trabajo del PNP, Jenniffer González, expresó su “decepción” con el comienzo del proceso de colaboración para la elaboración de un plan fiscal a cinco años y cuestionó “si a la administración de García Padilla verdaderamente tiene la intención de considerar e incluir las contribuciones que pueda hacer el PNP”.

“La participación del PNP en estas reuniones para el plan fiscal no puede ser solo de oportunidad fotográfica o de cumplir con una cuota de oposición política. Debe haber una participación desde el comienzo en todas las deliberaciones y alcanzar decisiones por unanimidad. La exclusión del PNP en partes vitales del proceso evidencia la intención real de no incluir nuestras participación”, dijo González.

Así mismo, el portavoz del PNP en el Senado, Larry Seilhamer, miembro también del grupo de trabajo, manifestó que la participación en el proceso dependerá de que haya “verdadera transparencia” en el intercambio de información y apertura a las ideas que planteen.

“He accedido a participar con el ánimo de aportar en la confección de un Plan Fiscal de 5 años. Sin embargo, por la documentación provista, dicho plan aparentemente se encuentra en su etapa final por lo que la continua participación dependerá de que haya una verdadera transparencia en el intercambio de información y apertura a las ideas y recomendaciones del PNP. Además, es altamente preocupante que no se esté atendiendo la situación esencial del estatus que es de vital importancia ya que es un asunto que está estrechamente relacionado al desarrollo económico de Puerto Rico”, sostuvo Seilhamer.

Por último, el portavoz alterno del PNP en la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, señaló que durante la reunión dejó claro que las propuestas a ser plasmadas en un plan fiscal a 5 años, en la medida que transciende cuatrienios, tendrán que contar con el consenso unánime de los que participan en su elaboración. A esos efectos, el representante aclaró que “para que un plan fiscal a 5 años sea efectivo, tiene que ser por consenso. Aquellas decisiones que limiten la capacidad de gobernar de administraciones futuras, tienen que contar con el aval unánime de todos los componentes”, expresó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.