Jenniffer González refuta a Melba Acosta y asegura en presupuesto hay dinero para pagar deuda

jennifer_gonzalez_480-300x19911EL CAPITOLIO  – La representante estadista Jenniffer González aseguró el domingo que existe el dinero para evitar que el país incurra en un impago de la deuda pública.

“El dinero para pagar a los bonistas que vence en agosto está ya disponible por ley y no es necesario gestión adicional por parte de la Legislatura para desembolsar tales fondos. Si la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) no paga estaría incumpliendo con su deber ministerial quebrando, una vez más, la palabra del gobierno ante los mercados por lo que el gobernador debería retirarle de inmediato su confianza por el bien de Puerto Rico”, sentenció la portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes en un comunicado.

González desmintió a la presidenta del BGF, quien declaró recientemente que no hizo el pago para el servicio de la deuda de la Corporación para el Financiamiento Público (PFC, por sus siglas en inglés) porque la Legislatura no asignó los fondos.

Indicó que las Resoluciones Conjuntas 62 y 63, firmadas ambas por el gobernador el primero de julio pasado, disponen en su Sección 2 que para los fondos asignados en tales resoluciones “…la Asamblea Legislativa autoriza al Gobernador de Puerto Rico o al Director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto a traspasar fondos entre las agencias según dispuesto en la Sección 1 de esta Resolución Conjunta sin la necesidad de autorización adicional”.

“No hay excusas para caer en un impago, los fondos están, los recursos para adquirir fondos están, por lo que la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento no puede argumentar que no tenía las herramientas necesarias para hacer las gestiones referente al pago de agosto, porque sí las tiene. El impago sería particularmente catastrófico para Puerto Rico dado que los tenedores del 65 por ciento de esos bonos son bancos, cooperativas, aseguradoras e inversionistas de Puerto Rico”, dijo la legisladora.

La pasada presidenta de la Cámara indicó que para reponer ese dinero hay 275 millones de dólares reservados para el pago de la deuda bajo la Resolución Conjunta 63 del 1 de julio de 2015 que pueden reasignarse una vez comience en agosto la Sesión Ordinaria.

“Ese fondo especial legislado bajo la Sección 12 de la Resolución Conjunta Número 63 del 1 de julio de 2015, aparte del dinero que controla OGP, tiene dinero más que suficiente para cubrir el pago no de 93.6 millones de dólares, que es la suma total de los pagos que tiene que hacer el PFC en los próximos meses, sino de 57 millones que Puerto Rico tiene que hacer en agosto. Cincuenta y siete millones es mucho menos del 25 por ciento del balance de ese fondo de 275 millones”, expresó la Portavoz PNP.

Por otro lado, González denunció que el gobernador siga dejando que la Presidenta del BGF “juegue con los números, ofrezca medias verdades, genere cortinas de humo y le siga tratando de crear al Congreso y al gobierno federal la imagen falsa de que la deuda es impagable. Ya se puede catalogar como un coro las voces, que incluye a su propio Secretario de Hacienda, el Comisionado Residente, analistas de Wall Street y nosotros, los que la hemos desmentido. La deuda de Puerto Rico es pagable, y con la credibilidad de Puerto Rico no se juega. La deuda de agosto del PFC de 57 millones es pagable y el dinero está ahí, en las reservas en manos de OGP, que tiene la facultad de adelantar el pago de agosto, y en el Fondo Especial de 275 millones legislado que el gobernador firmó hace casi tres semanas”.

“Aunque jugar con la deuda pública es un juego peligroso siempre dado el caso de que el más mínimo impago le cierra a Puerto Rico por décadas el acceso a los mercados de capital, jugar con los pagos de los bonos PFC sería catastrófico porque el 65 por ciento de esos bonos están en manos puertorriqueñas. Un impago, inmediatamente, afectaría la capacidad de nuestros bancos y cooperativas para prestar dinero para hipotecas, préstamos comerciales, préstamos personales, tarjetas de crédito y para compra de automóviles. Nuestros pequeños y medianos comerciantes se quedarían sin crédito para poner sus órdenes de artículos para la próxima temporada navideña y mientras las megatiendas tendrían sus anaqueles llenos, el inventario de nuestras empresas locales estaría restringido a medida que sus líneas de crédito sean recortadas por bancos y cooperativas afectados por el impago de los bonos PFC”, advirtió la expresidenta cameral.

La también vicepresidenta del Partido Republicano en Puerto Rico dijo que “el Presidente Obama y el Congreso no le van a coger más pena a Puerto Rico si el gobierno local, teniendo fondos más que suficientes asignados, deja de pagar el servicio de la deuda de los bonos de PFC en agosto, por lo que el gobernador debe ordenar que se haga ese pago y despida a cualquier funcionario que se niegue hacerlo por incumplimiento con su deber ministerial”.

“Una vez OGP use su reserva para que se haga el pago del PFC de agosto, la Asamblea Legislativa, en la próxima sesión ordinaria puede transferir fondos, mediante la aprobación de una simple resolución conjunta, del Fondo Especial de 275 millones de dólares a la reserva de OGP”, finalizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.