Insalvables las diferencias entre Romero Barceló y García Padilla

FortalezaLA FORTALEZA – El exgobernador Carlos Romero Barceló señaló el miércoles, que será muy difícil tanto para él como para el gobernador Alejandro García Padilla poder trabajar junto en la elaboración de un plan fiscal para Puerto Rico debido a las profundas diferencias en las visiones que uno y otro tienen sobre cómo debe promoverse el desarrollo y la estabilidad económica para la isla.

“Nos llevamos personalmente muy bien, pero estamos bien separados en lo que debe os hacer para Puerto Rico. Trabajar en conjunto va a ser sumamente difícil mientras existan esas diferencias. La solución para Puerto Rico está en lograr la igualdad… la igualdad política y la igualdad económica”, dijo Romero Barceló en abierta referencia a que la alternativa más certera para solucionar la crisis fiscal es la estadidad para la isla.

Entre las diferencias existentes entre ambos, Romero Barceló destacó el que su visión del gobierno no se basa en el acoso a los ciudadanos con nuevas y mayores “contribuciones que los llevan a la ruina, como está pasando en este momento”. De acuerdo con el exgobernador, las contribuciones se deben imponer a quien puede pagar.

“No podemos seguir poniéndole contribuciones al pueblo, a los empleados asalariados, a los retirados, a las pequeñas empresas… y entonces dejar a las empresas foráneas pagando cuatro por ciento cuando ganan cientos de millones de dólares… y a los multimillonarios también, apretando más al pueblo”, señaló Romero Barceló refiriéndose a los incentivos contributivos que la administración García Padilla ha ofrecido a empresas multinacionales y empresarios extranjeros para que supuestamente vengan a crear empleos a la isla.

“Los gobiernos no se hicieron para eso. Eso lo que hace es perjudicar más la economía”, sentenció Romero Barceló.

Por otro lado, ahora que el gobierno ha decidido promover una moratoria en el pago de la deuda e iniciar un proceso de reestructuración de la misma, su parte, el presidente de la Cámara de Representantes Jaime Perelló, aseguró desconocer si sería posible derogar los impuestos recientemente aprobados, y cuyos recaudos están dirigidos al pago de la deuda debido a que desconoce “cuánto dinero hará falta para mantener los servicios del gobierno.

“Nada de eso se va a saber hasta que no tengamos claramente cada negociación y los acuerdos que tengamos. A base de eso se podrá saber cuánto dinero necesita el gobierno de Puerto Rico para operar… Hasta que no termine todo este proceso de negociación no hay forma de determinar que ingresos el gobierno del gobierno se pueden sostener y cuáles no”, dijo Perelló.

Romero Barceló recriminó a García Padilla por éste supuestamente haber “tirado la toalla” en lo relacionado al pago de la deuda, cuando dijo en su mensaje del pasado lunes que “la deuda pública es impagable”. El exmandatario aseguró que es posible pagar la deuda de la isla si se toman las medidas necesarias para ello, y si los sacrificios que García Padilla requirió los hacen las empresas foráneas y los multimillonarios, no el pueblo.

Romero Barceló recalcó que los acuerdos contributivos a los que el gobierno ha llegado con las empresas extranjeras sobre no imponerles impuestos por determinado periodo de tiempo “son ilegales porque “se limita el poder constitucional de la asamblea legislativa” de poder aprobar los impuestos que considere necesarios para el bienestar de Puerto Rico.

La insatisfacción del exgobernador se extendió incluso a la composición de comité que tendrá a su cargo el diseño del mencionado plan de ajuste fiscal. De acuerdo con Romero Barceló, resulta increíble el que dicho comité lo compongan “las mismas personas que han provocado la crisis”.

“Yo voy a proponer que se haga una nueva junta”, sentenció el líder estadista.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.