Informes de la propia Policía contradicen supuesta efectividad del shot spotter

Refuerzo_Shot-Spotter_-_Trujillo_Alto_-_AGP_14TRUJILLO ALTO – “En la jurisdicción de Bayamón, a donde van a ir varias de estas patrullas, ya se ha logrado una reducción de más de 60 por ciento en los incidentes con armas de fuego que se cometen en las calles o fuera de estructuras”, señaló el gobernador.

De acuerdo con García Padilla, esta reducción en el número de incidentes con armas de fuego se debe a que la respuesta de la Policía a los incidentes detectados por el “shot-spotter” es “en menos tiempo de lo que toma una llamada al 9-1-1”.

Pero los reclamos de reducción en la incidencia de eventos con armas de fuego no pueden ser corroborados porque ni el Superintendente de la Policía, ni el gobernador divulgan las áreas en las que han sido ubicados estos sensores de disparos, so color de seguridad para garantizar la efectividad de la gestión de la Policía y para evitar que los mismos puedan ser vandalizados.

“Se va a proveer toda información que no le permita al criminal saber exactamente donde están ubicadas estas antenas”, señaló García Padilla.

“Hoy la reducción en asesinatos versus el 2012 es del 50 por ciento, más o menos. De este año versus el pasado, que fue el de menos crimen en más de 20 años, es de 85 asesinatos menos. Por lo tanto, cuando tú sabes cuales son las áreas de más alta incidencia de crimen, y en todo el país se está reduciendo tan dramáticamente, algo está pasando ahí”, añadió el gobernador.

Pero, en diciembre pasado, durante una conferencia de prensa precisamente sobre el sistema de “shot-spotter”, el superintendente de la Policía José Caldero debió reconocer que del total de intervenciones y esclarecimientos hechos a partir de alertas del “shot spotter” ninguno había sido un caso de asesinato. Todas las intervenciones y esclarecimientos a partir de estas alertas han sido en casos de violaciones a la Ley de Armas sin especificar cuáles fueron las violaciones. Sin embargo, Caldero aseguró que en algunos casos se ha levantado evidencia que ha ayudado a esclarecer casos de asesinatos previos a la intervención a través del “shot spotter”.

A pesar de los reclamos en la reducción del número de asesinatos, y la suposición de García Padilla de que la misma se debe a la respuesta rápida de la Policía por el uso del “shot-spotter”, los propios informes de novedades de la Policía contradicen dichos reclamos de efectividad.

En la madrugada del pasado sábado 13 de diciembre de 2014 se registró una muerte violenta en las inmediaciones de un restaurante Subway en el área de Santurce. Hasta allí llegaron agentes de la Policía tras ser notificados a través de una alerta del “shot spotter”. El narrativo incluido en el informe del Centro de Operaciones de Radio Control señala que “se respondió a una situación detectada por ‘real time’ el agente Cartagena 34999, personándose al lugar la PPR, encontrando el cuerpo sobre el pavimento con impactos de bala en el área de la cabeza, (4) costado y abdomen, este vestía una t-shirt color violeta, pantalón tipo sudadera color violeta, tenis marca Puma color negra/blanca/verde, tattoo en la parte posterior del cuello con unas letras tipo orientales, tez trigueña, ojos marrón, pelo lago rizo color negro, peso 130 libras…”. Nada se menciona en el informe sobre la presencia de sospechosos armados, o testigos en el área.

Pero este no es el único caso en el que la respuesta de la Policía fue en “real time” y hay una víctima en la escena. En julio pasado ocurrió otro incidente en el Callejón Progreso de la Barriada Figueroa en el que un exagente de la Policía sufrió un atentado a tiros. En el incidente, la víctima resultó con heridas de bala, y no se arrestó a nadie en la escena.

En un informe provisto por Caldero, la Policía notifica que se han arrestado a seis personas y se han ocupado tres armas de fuego a raíz de alertas emitidas por el “shot-spotter” en lo que va de año.

El sistema, que está en operación desde 2013, produjo 15 arrestos y 3 armas ocupadas ese año. En 2014 se arrestaron 10 personas y se ocuparon 10 armas de fuego. En el informe, fechado el 8 de julio de 2015, no se mencionan las violaciones de ley por las que se intervino con las 31 personas arrestadas desde el inicio del programa hasta la fecha.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.