Informe de grupo “Ad Hoc solo sirve a intereses de bonistas, no a los de Puerto Rico”, dice Bernabe.

Rafael-BernabeSAN JUAN  – El portavoz del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabe advirtió el martes, que el informe publicado por un sector de los propietarios de bonos de Puerto Rico “confirma que éstos solo están interesados en sus ganancias y no en la recuperación económica del país por lo que la colectividad insistió en su propuesta de declarar una moratoria al pago de la deuda y comenzar su auditoría y renegociación.

Bernabe, señaló que el informe del llamado grupo Ad Hoc propone nuevos impuestos al pueblo trabajador, más recortes y el encarecimiento de los servicios públicos. “Ésta ha sido y será la posición de los bonistas: que la deuda debe pagarse y para pagarla será necesario imponer medidas de austeridad como reducción de salarios y de pensiones, encarecer servicios públicos, aumentar impuestos de ventas (como el IVU), despedir empleados públicos, vender propiedades del gobierno. El problema con estas medidas es doble: son injustas, pues recaen sobre quienes menos tienen, y son contraproducentes pues, como demuestran decenas de ejemplos, lejos de aliviar la crisis económica, la acentúan. Irónicamente, estas medidas agravan en lugar de aliviar el problema de la deuda. Lo mismo puede decirse de las declaraciones de los portavoces de casas de inversión como OppenheimerFunds y FranklinAdvisors. En su ceguera, estos intereses son capaces de imponer políticas que perpetúan la actual depresión, lo cual hace más difícil que recuperen aunque sea una parte de su inversión”, aseguró en un comunicado de prensa.

El ex candidato a la gobernación añadió que estas propuestas confirman lo que el PPT ha señalado desde que el gobernador reconoció que la deuda de Puerto Rico es insostenible: que el proceso de renegociación sería una batalla y que el gobierno tiene que ponerle dientes a sus expresiones. “El problema es que el gobierno no se decide a enfrentar estos intereses y, de hecho, comparte algunas de sus concepciones. A eso se suma que, en Puerto Rico, hay quienes se han convertido consciente o inconscientemente en abogados de los bonistas, dispuestos a sacrificar al País en la cruz de una deuda insostenible, al seguir insistiendo que la deuda es pagable y debe pagarse, como han hecho algunos sectores del PNP. Lamentablemente, también hay que apuntar a que algunos medios de comunicación, no todos, siguen dando por buenos y objetivos los análisis y estudios de los bonistas, cuando no son otra cosa que alegatos en defensa de sus intereses”, afirmó.

Bernabe explicó que “al igual que demasiados comentaristas, los bonistas y sus defensores se apoyan en tres grandes mitos que poco tienen que ver con la realidad aunque se repitan constantemente. Esos mitos atribuyen la falta de inversión a los salarios alegadamente demasiado altos, el desempleo a las compensaciones supuestamente generosas que reciben las personas pobres y el déficit al alegado gigantismo gubernamental. Estas explicaciones no tienen otro objetivo que reducir los salarios, las compensaciones a los sectores más pobres y el empleo y los servicios públicos. El gobierno, a la vez que dice poner los intereses del pueblo por encima de todo, sigue promoviendo esas medidas de austeridad y repitiendo los mitos con que intentan justificarlas.”

El profesor universitario reiteró que, en realidad, la falta de inversión, el desempleo y la falta de recaudos tienen un origen común: el hecho de que la mayor parte de la ganancia que se genera o declara en Puerto Rico, más de$35 mil millones de dólares anualmente, no se reinvierte en Puerto Rico. “Como no se reinvierte en Puerto Rico, ese capital no genera ni crecimiento, ni empleo, ni recaudos en Puerto Rico. Ese es el problema estructural que tenemos que atender en lugar de perpetuar la estructura existente a costa de mayor explotación del pueblo trabajador y precarización de las vidas de las personas más pobres”, insistió.

Bernabe aseguró que “el tema de la deuda también es una batalla de ideas. Gobiernos incapaces de imponer impuestos a las grandes empresas, inversionistas deseosos de comprar bonos triplemente exentos y las casas financieras que cobran grandes comisiones por cada emisión de bonos (más de 900 millones de dólares desde 2000) han endeudado a Puerto Rico hasta el límite. Pero ahora quieren echarle la culpa y pasarle la cuenta al pueblo trabajador. Se quiere dar la impresión de que las medidas de austeridad son inevitables. Desde el PPT insistimos en que no podemos ni tenemos que resignarnos a tales medidas, que no aceptamos responsabilidad por esta crisis causada, no por quienes crean la riqueza, sino por quienes la manejan y administran.”

El portavoz volvió a plantear la propuesta del PPT diciendo que “ante la predecible actitud de los bonistas, el gobierno debe suspender los pagos de las deudas insostenibles y debe iniciar una auditoría de la deuda. Esto a la vez que se imponen contribuciones de emergencia a las ganancias que hoy se fugan del país, como parte de una revisión de la política de exención contributiva y de toda la política económica del gobierno”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.