Gobierno adopta Proyecto de Ley del Representante Meléndez para aumentar captación del IVU

Diario:PoliticaEl Representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), José Enrique “Quiquito” Meléndez, se mostró complacido tras el anunció que hiciera La Fortaleza de que el Gobierno de Puerto Rico acogerá lo expresado en la medida presentada por su autoría durante el 2014 para que los municipios recauden la totalidad del IVU debido a que su nivel de captación es mucho más alto que el porciento de recaudo del propio Departamento de Hacienda.

En febrero del 2014, Meléndez presentó el proyecto cameral 1684, el cual fue alineado con un estudio desarrollado por el economista Gustavo Vélez e Inteligencia Económica Inc., y que buscaba reducir de forma dramática la evasión del impuesto del IVU en Puerto Rico, el cual se estima en cerca de un 50 por ciento, o en números, a más de 1,000 millones de dólares.

Durante el día de ayer; luego de la reunión sostenida entre el Gobernador de Puerto Rico junto a los presidentes de la Federación de Alcaldes y la Asociación de Alcaldes; el Secretario de Estado, David Bernier, informó que se iniciará un proyecto piloto de un año para que en efecto los municipios se encarguen de recaudar el IVU, tal y como habían recomendado desde el 2014 el representante José Enrique Meléndez, y el economista Gustavo Vélez. Actualmente la captación del IVU en el Departamento de Hacienda es de apenas un 50%, mientras que la captación del IVU municipal esta entre el 80 y 90%.

“Me complace que el Gobierno haya escuchado y aceptado los planteamientos del alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, durante el día de ayer para que se les otorgue a los municipios la responsabilidad del cobro del IVU. Desde el 2014 he expresado que son los alcaldes quienes conocen el movimiento económico en cada uno de sus ciudades y quienes tienen la capacidad para mejorar la captación que el gobierno central necesita. Felicitó además al economista Gustavo Vélez por su profesionalismo, por su compromiso de ayudar siempre a Puerto Rico, y por haber confiado en mi para presentar legislación junto con su estudio económico con miras de mejorar la economía de la isla”, expresó Meléndez.

Según el estudio realizado por Inteligencia Económica Inc., el cual se utilizó para el desarrollo del Proyecto 1684 en el 2014, encontró que el nivel de evasión del Impuesto sobre Ventas y Uso representaba un pérdida anual estimada de $900 millones. Esto representa una gran oportunidad para que el Departamento de Hacienda pueda aumentar sus recursos, mejorar la liquidez del gobierno, y evitar la posible degradación crediticia del crédito de la isla. La tasa efectiva del Impuesto sobre Ventas y Uso aumentó de 3.19% en el 2010 a 3.26% en el 2013. Durante ese mismo período, los recaudos del impuesto al Fondo General aumentaron de $1,095 millones a $1,176 millones. Es por ello que se presume, que bajo un modelo de captación de 80% del segmento (de las ventas al detal solamente) se pudieran aumentar los ingresos del Impuesto sobre Ventas y Uso al menos $1,637 millones anuales, en otras palabras $491 millones adicionales a los que actualmente se recaudan.

La pieza legislativa señala que “actualmente, muchos municipios han experimentado alzas sorprendentes en los recaudos provenientes de la imposición del tributo sobre ventas y uso que es cobrado por estos, y que a su vez, son utilizados para programas para el recogido de desperdicios sólidos y reciclaje, la construcción de obras de construcción y mejoras permanentes, salud y seguridad. Este impuesto cobrado, directamente, por los municipios, también puede ser recolectado mediante convenios con empresas del sector privado dedicadas a estas faenas”.

Adicional expresa “que a los municipios, la tarea de recaudar el Impuesto sobre Ventas y Uso se les hace menos complicada que al Departamento de Hacienda, puesto que debido a la data acumulativa que generan gracias a la Ley Núm. 113 de 10 de julio de 1974, según enmendada, conocida como “Ley de Patentes Municipales”, pueden identificar con facilidad posibles discrepancias entre los recaudos provenientes de ambos impuestos. Esta es una data que, definitivamente, el Departamento de Hacienda no posee, ni tiene la capacidad de generar. Igualmente, al ser un gobierno local, a sus empleados se les hace más fácil identificar aquellos negocios que no pagan patente ni el Impuesto sobre Ventas y Uso, con miras a ampliar el número de localidades comerciales que se supone utilicen un terminal fiscal, aplicación u otro medio electrónico de fiscalización en sus puntos de venta”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.