Empleados de Coca Cola votan por unionarse con el MSS

imagesCAYEY  – Con un cómodo margen, los auditores que laboran en la planta de Cayey de Coca Cola, se unieron a la unión Movimiento Solidario Sindical (MSS) mediante una elección con el fin de negociar colectivamente con la multinacional, informó el jueves el presidente del sindicato, José Rodríguez Vélez.

“Los empleados están complacidos ante la victoria y de poder unirse al MSS para mejorar sus condiciones de trabajo. Esta multinacional vende en Puerto Rico las marcas líderes en refresco, cerveza, agua, y café, sin embargo, mantuvo a los empleados en el abandono para generar más ganancias. Ante esa situación los obreros contestaron organizándose en el MSS para detener el abuso”, dijo Rodríguez Vélez en un comunicado de prensa.

El líder sindical alegó que el MSS, que organiza a los empleados de Pepsi Cola y ahora de Coca Cola, “tiene una estrategia sólida para luchar contra ambas empresas”.

“En este sindicato los obreros y obreras no compiten, sino que se fortalecen mutuamente con solidaridad para mejorar sus condiciones de empleo. Nuestra lucha es bien definida, es contra el capital y la explotación. Aquí los unionados en hermandad van a lograr ser la vanguardia contra estás compañías”, indicó.

Rodríguez Vélez añadió que “en varias semanas comenzaremos el proceso de negociación con unos objetivos claros de mantener y mejorar los derechos y salarios de los trabajadores. Esperamos tener un excelente convenio colectivo a la mayor brevedad y utilizaremos todos las acciones concertadas para así lograrlo”.

Por otro lado, el vicepresidente de la unión, Ismael Rivera rechazó el doble discurso de Coca Cola. Imploró a sus empleados que votaran contra la unión que representa a los trabajadores de Pepsi Cola, por ser su alegada competencia. “Ambas compañías se unen en sus asociaciones patronales para defender sus intereses. Los empleados y empleadas también hacemos lo mismo pero como clase obrera para defender nuestros intereses”, sostuvo.

Rivera finalizó que “este triunfo de los auditores de Coca Cola le envía un mensaje a los demás empleados de la empresa privada que la manera de progresar es negociando colectivamente con el patrono. Iremos hasta las últimas consecuencias en defensa de las y los que se atrevan a cambiar su realidad laboral, alcanzando aumentos de salario y mejores beneficios para resistir la crisis económica del país y sobre todo exigir el respeto que se merece cada empleado y empleada en Puerto Rico”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.