Demandan al Gobierno por la video lotería

videolot_articleSAN JUAN  – El presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA, por sus siglas en inglés), Miguel Vega anunció el jueves, que la organización que lidera presentó una demanda ante el Tribunal de Primera Instancia para impugnar los Reglamentos del Departamento de Hacienda que autorizan la video lotería en Puerto Rico.
“Hoy continuamos con nuestros esfuerzos por defender la industria del turismo en Puerto Rico. Ya es suficiente el daño que se le ha estado haciendo a la industria y tenemos que poner un alto”, dijo Vega en un comunicado de prensa. “Iremos hasta las últimas consecuencias por defender una de las únicas industrias que está sacando la cara por Puerto Rico al mostrar índices de recuperación, lo cual es de mucho beneficio para el desarrollo económico del país en estos tiempos”, expresó enérgico.
Asimismo el ejecutivo enumeró los fundamentos utilizados para la demanda, los cuales incluyen que;
Los Reglamentos impugnados contravienen varias leyes y la política pública que proscribe en Puerto Rico las máquinas de juegos de azar fuera de los casinos; La facultad del Secretario del Departamento de Hacienda se limita a reglamentar la operación de juegos y no de autorizar nuevos juegos; El juego que se intenta introducir no cumple con el requisito esencial sobre la opción del jugador de seleccionar la combinación de dígitos o números de su preferencia; El juego que se intenta introducir no cumple con el requisito esencial establecido sobre sorteo público; Se ha incumplido con el requisito de evaluación e informe de la Junta Interagencial sobre los elementos esenciales que deben tener los Reglamentos impugnados; y Se trata de la imposición de una renta adicional sin intervención de la Asamblea Legislativa en contravención de lo dispuesto en la Constitución de Puerto Rico.
Igualmente, el ejecutivo recordó que en el estudio realizado por firma Spectrum, se indica que la legalización de la video lotería causaría que los ingresos de las máquinas de juego en los casinos se reduzcan entre 68.4 y 148.8 millones de dólares al año, lo que provocaría una pérdida de hasta 60 millones al Fondo Educacional de la Universidad de Puerto Rico, el Fondo General perdería hasta 9 millones anualmente (sólo por la aportación de las tragamonedas), y la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) perdería hasta 23 millones por año.
Del mismo modo Vega explicó que, “Tan reciente como esta semana se anunció el cierre del casino del hotel Sheraton del Viejo San Juan, la pasada semana cerró el del Hotel Condado Plaza, lo que significa el cierre de cuatro casinos en diez meses, cuando añadimos el cierre del casino del Embassy de Dorado en septiembre de 2014 y el del Radisson Ambassador en marzo de 2015. Esto eleva la cifra a ocho casinos cerrados en los pasados años entres los que se encuentran el del hotel Pichis en Guayanilla, el del Aeropuerto LMM, el del hotel Gran Meliá y el del Hotel El Conquistador. Este escenario en conjunto a los terminales de video lotería significaría la extinción de la industria de Casinos y el Turismo en Puerto Rico. Si no se atienden con urgencia estos asuntos y se comienza de inmediato con la incautación de las tragamonedas ilegales se seguirán poniendo en riesgo los sobre 70,000 empleos que genera la actividad turística”, finalizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.