DACO demanda a Ashely Furniture

Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) (Logo)SAN JUAN  – El Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames Soto, presentó el jueves en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, una demanda contra la empresa AHPR, Corporation, que hace negocios bajo el nombre Ashley Furniture Homestore, por supuesto incumplimiento de contratos con decenas de consumidores puertorriqueños.

“Con esta demanda aspiramos a que Ashley Furniture no venda un solo mueble hasta que le cumpla a la gente que le debe. A través de esta acción legal el DACO busca una vez más defender al consumidor que no tiene cómo hacerle frente ante este tipo de empresas irresponsables. Llegaremos hasta las últimas consecuencias que la ley nos permita para defender los derechos de los consumidores”, expresó el secretario Adames en un comunicado de prensa.

Explicó que la Ley Orgánica del DACO, Ley Número 5 de 23 de abril de 1973, brinda la facultad a la agencia para radicar la demanda en representación de los consumidores. Con esta acción el Departamento persigue que Ashley Furniture cese y desista de la práctica de vender muebles hasta tanto se realice una auditoría para determinar cuántos muebles se han vendido y cobrado, pero que no han sido entregados a los clientes.

El DACO solicitó al Tribunal que nombre un administrador judicial que asuma la operación del comercio con el fin de que los fondos existentes sean suficientes para responder por los muebles vendidos y no entregados. La demanda también dicta que la mueblería le devuelva a los consumidores la totalidad del dinero con los intereses correspondientes de los que han pagado sin haber recibido el producto.

De otra parte, la agencia también exige que la parte demandada costee los honorarios de abogados de aquellos ciudadanos que pagaron por servicios legales para reclamar sus derechos. Por último, el DACO persigue que la mueblería pague la suma de 500 mil dólares para sufragar los daños que le ha ocasionado a los consumidores el tiempo de espera sin recibir los artículos adquiridos.

Según los querellados, una de las quejas frecuentes es que eran instruidos por Ashley, a tomar un préstamo o un financiamiento para la compra de los muebles que nunca recibieron. Al presente, los consumidores ya han pagado intereses sobre mercancía que no tienen, y se exponen a las acciones de cobro de financieras y bancos que buscan recobrar el dinero prestado.

El pasado martes 7 de julio la tienda desplegó en la entrada principal un letrero escrito a mano que leía Cerrados por el día de hoy. “El DACO ha investigado el asunto y esta demanda solicita la inmediata intervención del Tribunal en la protección de los consumidores que han sido timados por las prácticas de esta empresa”, concluyó Adames.

Aquellos consumidores que deseen recibir orientación sobre este y otros temas, pueden comunicarse al 3-1-1, acceder a la página www.daco.pr.gov, seguirnos en @dacoatufavor en Facebook, Twitter e Instagram o visitar cualquiera de las oficinas regionales en Arecibo, Bayamón, Caguas, Mayagüez, Ponce y San Juan.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.