Bhatia: “El anuncio hecho por el DE es un reconocimiento de años de fracaso en la administración del Sistema Público”.

eduardo_bathiaEL CAPITOLIO  – El presidente del Senado, Eduardo Bhatia resaltó el martes la postura del Departamento de Educación de reconocer que el mecanismo de evaluación estudiantil fue “un fracaso”.

“El anuncio hecho hoy por el Departamento de Educación es un reconocimiento de años de fracaso en la administración del Sistema Público. Al mismo tiempo, ese reconocimiento es un paso de avance para la transformación que requiere la educación en Puerto Rico. Reconocemos la labor del Secretario y su equipo de trabajo en querer mejorar el mecanismo de evaluación mediante el cual se mide el aprovechamiento académico de nuestros estudiantes. La administración de las pruebas y sus resultados son vitales al momento de asignar fondos locales y federales para nuestras escuelas y fundamentales al momento de desarrollar la política pública de educación”, dijo Bhatia en declaraciones escritas.

El presidente senatorial señaló además que los datos provistos solamente contienen una suma global de los resultados de las Pruebas Puertorriqueñas administradas el pasado año escolar.

“En el ánimo de contar con toda la data necesaria para adoptar los cambios necesarios, exhorto al Departamento de Educación a que cumpla con la Ley Federal y publique los resultados de las prueba detallando escuela por escuela y salón por salón. Antes de proceder con cualquiera estrategia nueva, es meritorio evaluar los resultados y el aprovechamiento de cada estudiante, escuela por escuela y salón por salón. Los estudiantes, los padres, los maestros y los directores tienen el derecho y la obligación de conocer y analizar el resultado de las pruebas que se administraron”, señaló Bhatia.

El secretario del Departamento de Educación (DE) Rafael Román anunció que la agencia que dirige habrá de implementar cambios significativos en las llamadas Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico (PPAA) a la controvertida prueba estandarizada de manera que las mismas “tengan pertinencia” para los estudiantes que anualmente deben tomarlas.

“Muchos de nuestros estudiantes logran mayor proficiencia en pruebas estandarizadas que tienen impacto en su toma de decisiones… por ejemplo, la Prueba de Evaluación de Admisión Universitaria (PEAU)”, señaló Román.

Para evidenciar su señalamiento, el Secretario de Educación recalcó que los estudiantes de grado 11 de escuela pública que tomaron el “College Board” (PEAU) gratis obtuvieron mejores resultados que los estudiantes de grado 12. Pero en la sección matemáticas de las PPAA administradas en abril pasado, los estudiantes de grado 11 son los que más bajo nivel de proficiencia demostraron.

De acuerdo con Román, esto se debe a que el estudiante identifica la pertinencia de la prueba del “College Board” mientras que las PPAA carecen de pertinencia.

“No es que el estudiante le tenga apatía a las Pruebas Puertorriqueñas… es que no les ve pertinencia… Por eso vemos que estudiantes que tienen bajo desempeño en las pruebas pero salen satisfactoriamente en su evaluación rutinaria o en otras pruebas estandarizadas como lo es la Prueba de Evaluación y Admisión Universitaria, mejor conocida como el ‘College Board’”, recalcó Román.

Para atender esta situación, además de apoyo y rendición de cuentas para los distintos niveles dentro del DE –estudiantes, maestros y directores escolares – Román anunció una nueva herramienta, Medición Educativa para la Transformación Académica de Puerto Rico (META-PR), la cual ya fue puesta en uso en abril pasado implementando una revisión de los datos estadísticos sobre el comportamiento de los estudiantes en la prueba. Esta nueva herramienta-prueba habrá de establecer nuevos límites (puntos de corte) para propósitos de la evaluación del aprovechamiento académico, basados en una serie de nuevos estándares a ser implementados.

Según Román, el cambio en las pruebas “no es de nombre, sino un cambio en la política pública” del DE. Bajo el nuevo esquema de evaluación del aprovechamiento del estudiante, la calificación que éste obtenga en la prueba META-PR se convierte en parte de su evaluación final para completar el grado. Es decir el resultado de la prueba es una nota más que se usará para computar el promedio del estudiante el finalizar el año escolar. Sin embargo, los estudiantes deberán mantener calificaciones ascendentes todos los años en estas pruebas porque de lo contrario su semestre se extenderá hasta el mes de junio para cubrir falta de progreso en la materia o materias en las que no alcance “los puntos de corte”. Román señaló que los estudiantes “deberán demostrar un progreso de más de cuatro por ciento en META-PR cuando se comparen los resultados del año en curso con los del año anterior, o sino deberán tomar clases de verano en el mes de junio. No obstante, el propio Secretario debió reconocer que hay algunos elementos que aún no están del todo atendidos, particularmente en lo que toca a estudiantes en el extremo de proficiencia, cuyo margen para mejoramiento en su aprovechamiento académico se ve limitado precisamente por hallarse al tope de la escala.

“Este es un pan piloto que se estará implementando a partir de este año escolar y vamos a ir viendo que cambios deben hacérsele. Sería irresponsable de nuestra parte iniciar un plan como este todo de golpe”, explicó Román a la vez que anticipaba que el plan piloto comenzará con la materia de Español este año escolar, y será seguido con la inclusión de Inglés, Matemáticas y Ciencia en los años subsiguientes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.