Arranca el “IVU agrandado” de 11.5%

Unknown

SAN JUAN  – Desde las 12:00 de la medianoche del miércoles, primero de julio, entró el vigor el nuevo impuesto de ventas y uso (IVU) de 11.5 por ciento, cuya proyección de recaudos aproximada es de 1,100 millones de dólares, que están contemplados en el presupuesto aprobado de 9,800 millones.

Recientemente, el secretario del Departamento de Hacienda (DH), Juan Zaragoza, dijo que la agencia está preparada para manejar el cambio de tasa del IVU. Aseguró que se revisaron los formularios o planillas de radicación mensual de IVU, así como los aspectos de programación en el Portal Integrado del Comerciante (PICO).

En una entrevista radial (NotiUno), Zaragoza dijo el miércoles que los costos de productos y servicios estarán más altos. “En términos generales podríamos decir que sí… Lo que tributaba bajo el sistema anterior, sigue tributando. Lo que estaba exento bajo el sistema anterior, sigue siendo exento. Lo que pasa es que tributa sujeto a una tasa mayor”, dijo el secretario.

Sin embargo, el secretario alegó que el aumento en los precios respondería al aumento en los costos que los proveedores puedan incorporar por concepto de la compra de bienes y servicios para sus negocios. Además, detalló que cada empresa podría establecer los precios de diversas formas. Algunas empresas aprovecharán y aumentarán el precio, mientras que otros podrían reducir los mismos. “Todo depende del mercado”, dijo.

Mientras tanto, Zaragoza dijo no se puede extrapolar la tendencia de que no se cumpla la proyección de recaudos, como ha ocurrido con el IVU de 7 por ciento.

“No creo que necesariamente se puede extrapolar. Creo que se han hecho unos avances importantes cuando empezamos a cobrar el IVU en los muelles… Hemos visto un alza consistente en la captación. Me parece que debe estar cerca de 68 por ciento”, aseguró el funcionario.

De otra parte, el presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Rubén Piñero expresó en una entrevista en la misma emisora que los comercios más estables se podrán acoplar sin problemas al nuevo IVU, mientras que el panorama no sería igual para los pequeños comercios.

“Es desastroso ver que 80 por ciento la semana pasada todavía desconocían el proceso completo de cómo la van a hacer”, dijo el detallista basado en los resultados de un sondeo que realizó entre comerciantes.

“(Todo) es 4.5 por ciento más caro que ayer (martes). El impacto del 4.5 más caro que el 7 por ciento, no necesariamente el impacto es exactamente 4.5 por ciento. El pequeño y mediano comerciante está entrando en gastos operacionales que de alguna u otra forma su inversión va a requerir que de alguna forma, los precios aumenten también”, agregó al indicar que los comercios estaban abarrotados en las últimas horas antes que iniciara el IVU agrandado.

Asimismo, explicó que las expectativas de venta e ingresos están bajando dada las condiciones económicas que enfrenta la isla, lo que provocará ajustes como aumento en los precios o despidos de empleados. “La situación no es fácil en este momento”, enfatizó.

El 29 de mayo pasado el gobernador Alejandro García Padilla firmó el Proyecto de la Cámara 2482 que viabiliza la nueva tasa del impuesto que originalmente era de 7 por ciento. Tras una reunión en conferencia legislativa, la medida fue llevada a votación en la Cámara de Representantes con enmiendas sobre los alimentos procesados. Luego de aprobada, el Senado volvió a enmendar el proyecto y excluyó los alimentos procesados del cobro del gravamen.

Según se ha informado, también estarán exentos el pago de hipoteca, agua, luz, plan médico, los servicios educativos, los servicios de cuido de niños, servicios de salud y médico hospitalarios, medicamentos, y el arrendamiento comercial. El cobro del 4 por ciento a los servicios profesionales no se producirá hasta el próximo primero de octubre.

Este mecanismo de impuesto fue el acordado entre el ejecutivo y la Legislatura tras un fuerte pulseo, después que la propuesta inicial del gobernador, de un IVA de 16 por ciento, se colgara en la Cámara con el voto de seis legisladores populares. No obstante, García Padilla ha insistido que la medida de recaudo que se impulsará es un impuesto al valor añadido (IVA) en un período de nueve meses luego que el IVU agrandado fuera convertido en ley.

 

 

 

 

 

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.