Ambientalistas acuerdan paralizar el proyecto de Energy Answers en Arecibo

Arecibo-Site-Energy-Answers-300x217San Juan – El Comité de Organizaciones Pro Ambiente Limpio, conocido por sus siglas COPAL, se reorganizó en el día de hoy para enfrentar los retos y contribuir a la lucha para detener el proyecto de la máquina para quemar basura propuesto para la ciudad de Arecibo.

“Luego de examinar los acuerdos sometidos al Gobierno de Puerto Rico por Energy Answers Arecibo LLC y a raíz de la crisis que enfrentamos hoy día en la isla por los abastos de agua, hemos concluido que el proyecto propuesto para Arecibo, el cual pretende quemar basura con un residual de cenizas contaminadas es malo por lo que no se debe construir”, señaló Eugenio Rodríguez portavoz de COPAL.

El grupo reunido en un restaurante de la Capital, logró asistencia de los 8 coordinadores de distritos. En los talleres celebrados desde las 8:00 de la mañana, se concluyó que el Gobierno no debe firmar ningún documento que promueva el aumento de los desperdicios sólidos en el país.

“Hemos visto el documento que está en poder de ADS (Autoridad para el manejo de los Desperdicios Sólidos) y el mismo es uno que delata a Energy Answers Arecibo LLC. Es insólito que exista una clausula en el documento que comprometa al Gobierno de Puerto Rico a suministrar o pagar por la basura que no llegue a la planta. El documento es uno “leonino” para el pueblo de Puerto Rico quienes finamente tendrían que pagar por la basura que no legue a la planta. El contrato solo beneficia solo a Energy Answers y le deja toda la responsabilidad al Gobierno de Puerto Rico. Los proponentes del proyecto le piden al Gobierno que les envíe la basura que ellos necesitan para operar día a día, pero en el mismo documento dice que si no se satisface con la cantidad que ellos necesitan (miles de toneladas diarias), el Gobierno tendría que recompensarles económicamente. Así es un mamey, construir un monstruo, como lo es ese incinerador propuesto”, explicó Rodríguez.

De igual forma, COPAL sugirió al Gobernador de Puerto Rico enviar una carta a los proponentes rechazando el proyecto, ya que el mismo pretende el consumo de grandes cantidades de agua.

“Si el proyecto estuviera ahora mismo en funcionamiento, el Distrito de Arecibo y el propio pueblo de Arecibo estarían en serios problemas, ya que la poca agua tendría que ser enviada a la planta para enfriar las calderas en la quema de basura. Esta gente está engañando al pueblo de Arecibo, le van a tirar humo contaminado sobre sus casas, le van a quitar el recurso de agua y sobre todo, van a generar cientos de toneladas diarias de cenizas contaminantes que pretenden enviar a Peñuelas, donde ya han dicho que no las quieren. Este proyecto es malo y no debe construirse”, dijo el portavoz de COPAL.

Finalmente, el grupo de ambientalistas reunidos expresó su preocupación por la forma y manera en que la compañía Energy Answers viene trabajando el proyecto. Indicaron que el mismo no es costo efectivo, ya que diariamente la tecnología cambia y la incineración es algo del pasado. Según los estudios disponibles por las Naciones Unidas, por los países Europeos y en la propia nación americana, el uso de incineradores es algo del pasado, habiendo métodos y tecnologías modernas, de gran eficiencia, con una recuperación 100% de los productos que contienen los desperdicios sólidos que se procesan, con el beneficio de no producir cenizas contaminadas. Afirmaron que el costo de la planta es muy alto, lo que apunta que será el Gobierno el que tendrá que hacerse cargo al final del camino. Dijeron que el costo por el manejo de la basura a los municipios será uno tan alto que pondrá en precario las finanzas de los que entren en ese acuerdo.

COPAL acordó celebrar una conferencia de prensa esta semana, donde esbozaran su propuesta para poder paralizar el proyecto. Entre los recursos que presentarán, será una declaración de un conocido científico a nivel mundial, que asegura que esa tecnología propuesta para Arecibo no ha sido probada en forma comercial a grande escala en ninguna parte del mundo. De igual manera, el grupo acordó acudir a Wall Street para entregar información a los posibles inversionistas que desconocen el rechazo del proyecto en Puerto Rico. El grupo, concluyó que el Gobierno debe hace mayor esfuerzo para educar a los ciudadanos sobre la reducción de basura y desperdicios peligrosos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.