Una farsa proyecto de senador Ramón Luis Nieves, según Jorge Navarro

jorge-navarro-suarez-831EL CAPITOLIO  – El representante Jorge Navarro Suárez, calificó el lunes como “una farsa absoluta” el proyecto de ley del senador Ramón Luis Nieves sobre los subsidios que reciben diversos clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Nos parece muy decepcionante que luego de más de un año de supuestamente haber estudiado el tema de los subsidios energéticos, el senador Nieves haya anunciado un proyecto tan deficiente. Más aún, censuramos el intento del senador de tomarles el pelo a los consumidores puertorriqueños, al intentar pasar esta medida como una que ahorra cientos de millones de dólares en subsidios, cuando la realidad es otra”, expresó Navarro Suárez en comunicado de prensa.

Según el representante, los ahorros que experimentarán los abonados de la AEE con el proyecto de Nieves, no alcanzan los 15 millones al año. Añadió que “de aprobarse esta medida en ley, el ahorro que los consumidores verán en sus facturas mensuales de luz no alcanzarían los 2 dólares”.

“Aunque la ley de incentivos del 2008 establece que los créditos contributivos energéticos a ciertas industrias pueden alcanzar 60 millones de dólares al año, lo cierto es que el costo real de este subsidio siempre ronda entre los 6 y 10 millones de dólares anual. Por lo tanto, el senador Nieves le falta a la verdad cuando dice que la eliminación de este subsidio le ahorrará a los consumidores 120 millones de dólares en los próximos dos años”, señaló.

De otra parte, el representante aseguró que el proyecto no elimina el subsidio a los hoteles y hospederías, el cual asciende a cerca de 10 de dólares millones al año, sino requiere que la Compañía de Turismo asuma el costo del mismo.

Tampoco, dice el representante se eliminó el subsidio a las iglesias y organizaciones de bienestar social, el cual asciende a unos 3 millones al año.

“El lenguaje que se propone para las iglesias y organizaciones de bienestar social es casi idéntico al que hoy en día existe en la ley. La prohibición a las escuelas, televisoras y radioemisoras de las iglesias ya existe. La diferencia medular es que en vez de que las iglesias paguen una tarifa análoga a la residencial, la AEE establecerá una nueva tarifa especial para estas instituciones, lo cual no es nada más otro subsidio”, sentenció.

De igual forma, el representante aseguró que “mientras el proyecto del senador Luis Nieves deroga la ley de tarifa fija de residenciales públicos, ordena a la AEE adoptar una nueva ‘tarifa fija subsidiada’ que incorpore topes de consumo, lo cual para el legislador constituye la continuación administrativa del mismo subsidio”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.