Tribunal Supremo de Estados Unidos valida el matrimonio del mismo sexo

imagesWASHINGTON, DC  – El Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró el viernes que la Constitución garantiza el derecho a los matrimonios entre personas del mismo sexo. La decisión del alto foro se produjo en el caso Obergefell v. Hodges.

El juez del Tribunal Supremo, Anthony Kennedy, redactó la opinión mayoritaria en la determinación de 5 a 4. A la posición de Kennedy se unieron los cuatro jueces más liberales de ese foro.

La decisión culmina décadas de pleitos judiciales y activismo.

“Estas consideraciones conducen a la conclusión de que el derecho a casarse es un derecho fundamental inherente en la libertad de la persona y que bajo las cláusulas de debido proceso de ley e igual protección de las leyes de la Enmienda 14, las parejas del mismo sexo no pueden ser privadas de ese derecho y esa libertad”, dice claramente la decisión de 108 páginas.

No obstante, el Tribunal Supremo reconoce que las religiones pueden seguir enseñando, según sus preceptos, lo que es el concepto de la familia y el matrimonio.

“Finalmente, debe enfatizarse que las religiones y aquellos que se adhieren a doctrinas religiosas, pueden seguir abogando con la más alta y sincera convicción, de que por preceptos divinos, el matrimonio del mismo sexo no debe ser condonado. La Primera Enmienda asegura que las organizaciones religiosas y las personas tienen la debida protección, cuando se trata de enseñar los principios que son el cumplimiento y el centro de sus vidas y fe; y sus más profundas aspiraciones de continuar con la estructura de la familia, que largamente han reverenciado”, reza parte de la decisión en lo que se refiere a las posturas religiosas sobre el tema.

Los jueces disidentes fueron Alito, Scalia, Roberts y Clarence Thomas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.