Senado recorta aún mas el presupuesto del próximo año fiscal

Senado-InteriorEL CAPITOLIO  – El presupuesto para el próximo año fiscal que se apresta a aprobar el Senado presenta recortes más agresivos que los aprobados en la Cámara de Representantes para las distintas agencias de gobierno, incluyendo aquellas para las cuales la administración aseguró no se autorizarían recortes significativos.

De acuerdo con la presentación del presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, José Nadal Power, en el caso del Departamento de Salud, la propuesta de presupuesto aprobada por el Senado le rebaja 29 millones de dólares a la asignación de 238 millones que aprobara la Cámara la semana pasada.

El Departamento de Educación por su parte, dispondría de 1,648 millones de dólares para el próximo año fiscal, de prevalecer la versión de presupuesto aprobada por el Senado. Es decir, 25 millones menos de los que aprobó la Cámara.

Igual suerte han corrido los departamentos de Hacienda (17 millones de dólares menos) y el de Corrección (14 millones de dólares menos). Incluso para la Administración de Seguros de Salud (ASES) se propone un recorte de siete millones del presupuesto de 892 millones aprobado por la Cámara.

Solo el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) recibe fondos adicionales en la versión de presupuesto del Senado. Mientras que el presupuesto aprobado en la Cámara para el BGF es de 301 dólares, en la versión del Senado la institución habría de recibir 118 millones más, o 419 millones de dólares en total, para el pago de sus deudas, sin incluir el pago de las llamadas obligaciones generales (“G.O.’s”, por sus siglas en inglés).

Esta asignación adicional, de prevalecer, aun no parece ser suficiente como para que el BGF pueda cumplir con el pago a los bonistas de las corporaciones públicas, por lo que la institución continuaría obligada a renegociar los términos de dicha deuda, “simplemente porque los chavos no dan”, según el Representante Rafael “Tatito” Hernández, presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara.

Una vez aprobado en el Senado, el proyecto de presupuesto deberá pasara a un comité de conferencia compuesto por miembros de ambos cuerpos para llegar a acuerdos en las áreas en que una y otra cámara legislativa hayan aprobado elementos distintos en algunas de las secciones del proyecto.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.