Senado investiga situación del puente atirantado de Naranjito

Senado-InteriorEL CAPITOLIO  – El senador Ángel Rodríguez Otero (PPD –Guayama) urgió a las agencias pertinentes que busquen soluciones para lograr el arreglo del puente “Jesús Izcoa Moure”, mejor conocido como el puente atirantado de Naranjito.

“Esto es un asunto que tenemos que atender con premura. No queremos que los múltiples accidentes de tránsito se conviertan en un patrón en el puente atirantado” dijo en un comunicado de prensa el senador Rodríguez Otero, que preside la Comisión de Desarrollo Rural que investiga el estado de la estructura.

Se indicó que un estudio del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), determinó que el puente presenta una “rasante irregular”, lo que provoca que los vehículos, al discurrir por el puente, provoquen vibraciones excesivas, reduciendo así la vida útil del puente.

La licenciada Giovanna Matos, ayudante de Asuntos Legislativos del DTOP, explicó que debido a la situación con el puente atirantado, la Administración Federal de Carreteras (FHWA, por sus siglas en inglés) requirió a la Autoridad de Carreteras y Transportación el cierre de dos carriles, dejando un solo carril disponible abierto al tránsito, de modo tal que se limite la velocidad para proteger la estructura.

Por su parte, el vicealcalde de Naranjito, Rafael Rodríguez, expresó estar preocupado por la seguridad, indicando que en el lapso de un año han ocurrido 56 accidentes de tránsito y se han atendido 68 heridos en el puente.

En tanto, el senador Rodríguez Otero reclamó que el DTOP investigue si es viable eliminar el paso de vehículos pesados por el puente, evaluar si es posible la utilización alterna y el mejoramiento de la carretera PR-167, una mejor rotulación en cuanto a la velocidad permitida y el uso de reflectores o luces que permitan la visibilidad en el puente para los conductores.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.