Presidente cameral afirma que proyecto que crea negociado adscrito a OGP deberá garantizar derechos a empleados públicos

Diario:PoliticaEL CAPITOLIO  – El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás, planteó el miércoles que el proyecto que propone crear el llamado Negociado de Apoyo Administrativo, Gerencial y de Asesoramiento, tiene que garantizar los derechos de los empleados públicos, en particular, de los unionados.

En un comunicado de prensa, se informó que el líder cameral le dijo al director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Luis Cruz Batista, que toda acción que involucre a empleados públicos debe de ser discutida con todas las cartas sobre la mesa.

“Este Negociado debe estar en función de atender ese asunto. Si el servidor público se tiene que mover, hay que garantizarle su salario y derechos adquiridos”, afirmó el Perelló durante los trabajos de la Comisión de Gobierno.

Perelló Borrás, destacó la importancia de que la movilización de empleados a otras áreas de trabajo tiene que ser discutida con total claridad. “Debemos tener claro estas negociaciones y conversaciones con las uniones, para que vayan entrando en el proceso desde ahora. Si el paso correcto es que ese empleado va a hacer falta siempre en esa nueva unidad, debe darse el proceso de transición del mismo de una unión a otra”, señaló.

Los planteamientos surgieron durante el análisis de la medida de administración que crea el negociado, adscrito a OGP. Cruz Batista endosó la legislación por considerar que representa una pieza esencial en la transformación gubernamental. De hecho, planteó al presidente de la Comisión, José “Conny” Varela, la necesidad de reformar el modelo de gobierno actual.

De acuerdo al funcionario, la medida propiciará un mayor control en el gasto público. Sin embargo, dijo que el principio rector será que el Gobierno sea más ágil y facilitador.

Una vez aprobado el proyecto, Cruz Batista estima que la pieza pueda ser implementada en 60 días. Según el funcionario, se podrían impactar 45 agencias que tienen 100 empleados o menos y 30 agencias que tienen presupuesto de $5 millones. “Dentro de ese margen podría haber flexibilidad”, aclaró.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.